El ex guardaespaldas de Lady Di y su confesión sobre el trágico accidente


“La muerte de Diana no fue un asesinato, pero sí fue un accidente terrible que debería haberse evitado”. Ken Wharfe resumió lo sucedido la noche del 31 de agosto de 1997 en París, cuando murió la princesa Diana y su pareja el magnate egipcio Dodi al Fayed.

El hombre que custodió a la casa real británica durante seis años rechazó las teorías conspirativas del padre de Dodi al acusar a la familia real británica de asesinarlos para que ella no se casara con un musulmán.
seguridad

“El primer error fue usar un guardaespaldas contratado por la familia Fayed, que era incapaz de decir ‘no’ a sus empleadores”, indicó Wharfe, en alusión a Trevor Rees-Jones, a quien se le asignó la custodia de Diana por algunas semanas.

El era un ex soldado que “nunca había recibido la formación necesaria para proteger a un miembro de la familia real”.

Wharfe además criticó que Rees-Jones siempre se jactó de ser un buen guardaespaldas para pelear. “Pero la función principal de un oficial de protección es el uso de la inteligencia, sus contactos y sus instintos, evitando la confrontación”.
lady

El segundo error fue que, después de un día de paseo en la capital francesa, no se siguió el cronograma pactado por intentar escapar de los paparazzis. El magnate ordenó a su cuerpo de seguridad dividirse en dos autos y cambiar el recorrido. “Los guardaespaldas carecían de experiencia y autoridad – como para persuadirlo de hacer lo pactado anteriormente”, indicó Wharfe.

auto-1

El tercer error fatal fue que el chofer designado para conducir en un Mercedes a la pareja, fue Henri Paul. “Así fue como la princesa se subió a un coche con un conductor que, sabía el equipo de seguridad, había estado bebiendo todo el día. Otro de los guardaespaldas de Fayed había notado el olor a alcohol en el almuerzo”, agregó.

El cuarto error culminante fue de Al Fayed, al haber ordenado a Henri Paul que condujera a alta velocidad. “Rees-Jones debió haber revocado eso. Un oficial de protección de la policía no habría dudado en anular los deseos de Dodi”, aseguró Wharfe.





Notas Relacionadas

Ir a archivo



Lo más popular