Ahora le toca a él: Bolt toma el relevo de la historia en los Juegos de Rio


Nunca fue buena idea tener a dos reyes en el mismo palacio, pero una vez cada cuatro años los dioses olímpicos hacen una excepción. Es el día grande de los Juegos, cuando el hombre más rápido del mundo toma el relevo del mejor nadador de la historia. Todo en la misma jornada. Todo en Rio.

Usain Bolt, doble tricampeón olímpico, pisará por primera vez este sábado el tartán carioca para las eliminatorias de los 100 metros con los ojos de todo el mundo puestos en él, que se paseó por Pekín hace ocho años quemando récords como si trotara por la playa y que vuela por las pistas con la alegría descarada de los genios.

Desde entonces, nadie ha sido más rápido y ahí están sus seis oros de testigo. Con el triplete en los 100, 200 y 4×100 metros de China actualizado en Londres, aquel niño de Kingston que se abonó a la velocidad desde la escuela desembarca en Rio para echar el telón dorado a una carrera de leyenda.

Aunque ni siquiera al mejor atleta de la historia lo invitan por la cara a una final olímpica. Habitualmente un trámite burocrático para Bolt, la clasificación del sábado en los 100 metros servirá esta vez para atisbar el estado de la lesión muscular que sufrió a principios de julio.

 


Galería

1 de 1




Notas Relacionadas

Ir a archivo



Lo más popular