8 de Diciembre 2016

Arrestan a más de 40 pandilleros por asesinatos de policías en El Salvador


Las autoridades de Seguridad de El Salvador arrestaron a más de 40 pandilleros vinculados con la ola de asesinatos de policías y soldados que ha vivido el país centroamericano desde inicios de noviembre, informó la Policía Nacional Civil (PNC).

“El trabajo de inteligencia ha permitido dar con el paradero de casi medio centenar de terroristas, responsables directos de causar la muerte de varios de los valientes miembros de la corporación policial en las últimas semanas”, reza un comunicado de la Policía.

De acuerdo con el cuerpo de seguridad, son al menos 11 estructuras de pandillas que “han arremetido contra la integridad” de los policías y soldados. Preliminarmente, los pandilleros son acusados de “amenazas y limitación ilegal a la libertad de circulación”.

“Ningún hecho criminal (asesinato de policías) quedará impune” y las autoridades buscan “la aplicación de las penas más severas para todos aquellos que hayan atentado contra los miembros de la institución”, acotó.

Entre estos pandilleros se encuentran los involucrados en el asesinato de un subinspector de la Policía y su hijo en la localidad de Quezaltepeque (noroeste), este mismo día.

De acuerdo con el director de la Policía, Howard Cotto, el subinspector Lorenzo Rojas Herrera y su hijo Marvin Antonio Rojas fueron ultimados a tiros por un grupo de hombres encapuchados en el interior de un autobús del sistema público de pasajeros.

Con este crimen escaló a 64 el número de uniformados asesinados en lo que va de 2016, 44 policías y 20 militares, la mayoría cuando se encontraban de licencia.

Los homicidios han sido atribuidos principalmente a la pandilla Mara Salvatrucha (MS13).

El ministro de Seguridad, Mauricio Ramírez Landaverde, aseguró hoy durante una entrevista televisiva que “toda la fuerza del Estado” está dirigida “contra todos los grupos que está provocando” los asesinatos de policías.

“Vamos a identificar a todos aquellos que, de una u otra forma, han tenido que ver para que estos hechos se hayan concretado” y “vamos a eliminar la amenaza, a través de la captura” de los involucrados, aseguró.

El recrudecimiento de asesinatos de uniformados, que solo en noviembre suma al menos 11, llevó a la Procuraduría para la Defensa de los Derechos Humanos (PDDH) a proponer este lunes dos iniciativas para proteger a policías y militares de los ataques de las pandillas, y asistir a las familias de los uniformados caídos.

El Salvador registró hasta el pasado octubre una disminución de más de 1.000 asesinatos en comparación con el mismo lapso de 2015, pero la baja se ha visto empañada por esta ola de asesinatos de policías y militares.

Entre enero y octubre anteriores, esta nación centroamericana registró 4.585 asesinatos, un 18,4 % menos que los 5.622 del mismo periodo de 2015.

Con información de la agencias: EFE


Galería

1 de 2

2 de 2




Notas Relacionadas

Ir a archivo



Lo más popular