5 de Diciembre 2016

Clinton busca acomodarse en la campaña tras nueva investigación del FBI


Hillary Clinton se vio este sábado forzada a adaptar su postura en la campaña tras la reapertura por el FBI de la investigación sobre sus correos electrónicos, un contratiempo de último minuto que Donald Trumo busca aprovechar.

El candidato republicano a la Casa Blanca, rezagado en las encuestas, no ha dudado en usar la polémica que envuelve a su rival para convencer a sus votantes de que los comicios del 8 de noviembre no están perdidos.

“Es el mayor escándalo desde el Watergate y todo el mundo espera que por fin se haga justicia”, afirmó el magnate durante un mitin en Cedar Rapids (Iowa, norte) la noche del viernes.

El republicano viaja este sábado a Colorado y Arizona, mientras que Clinton participará en un concierto que dará Jennifer López en Miami.

Aunque Clinton disfruta de una amplia ventaja en la mayoría de sondeos, algunas encuestas marcaron un acercamiento entre ambos candidatos.

Según un sondeo de ABC/The Washington Post publicado este sábado, Clinton recibe 47% de las adhesiones contra 45% para Trump. El mismo estudio le adjudicó una ventaja de 12 puntos hace una semana.

El cambio de tendencia ocurrió precisamente el viernes, cuando el FBI anunció la reapertura de las pesquisas sobre el uso que hizo la exjefa de la diplomacia estadounidense de un servidor privado para enviar correos electrónicos entre 2009 y 2013, en lugar de ceñirse al protocolo de seguridad del Departamento de Estado.

El director del FBI, James Comey, afirmó que se había descubierto “la existencia de correos que parecen ser pertinentes” a la primera investigación que se cerró en julio.

Entonces, Comey decidió no presentar cargos contra Clinton, pero afirmó que tanto ella como sus asesores habían sido “extremadamente descuidados” en el tratamiento de información reservada.

– Críticas al FBI –

El FBI descubrió miles de mensajes nuevos, cuyo contenido no fue revelado, en un ordenador portátil de la asesora de Clinton Huma Abedin y su exmarido Anthony Weiner.

Abedin formaba parte de su círculo más cercano en el Departamento de Estado y hace poco se separó de su esposo, envuelto en una investigación por enviar mensajes con contenido sexual a una menor.

La campaña demócrata denunció la maniobra del FBI a escasos 10 días para las elecciones y exigió a su director aclarar el contenido de los correos para acallar rumores.

“Al presentar información de manera selectiva, (Comey) abrió el camino a las distorsiones y exageraciones partidarias para causar el máximo daño político”, afirmó el sábado John Podesta, el presidente del equipo de campaña de Clinton.

Varios medios estadounidenses reportaron que Comey también fue criticado por responsables del Departamento de Justicia, del cual depende el FBI, y que le habían advertido que no rompiera con la tradición de no comentar casos públicamente durante las campañas elecciones, para no interferir con ellas.

El director del FBI se justificó en un e-mail que fue divulgado por el diario The Washington Post:

“Por supuesto, no solemos informar al Congreso sobre casos que están en curso, pero en este caso siento la obligación de hacerlo ya que en los últimos meses dije en repetidas ocasiones que la investigación había concluido”.

La candidata demócrata aseguró a la prensa la noche del viernes en Des Moines (Iowa) que estaba “convencida, independientemente de lo que digan, que no harán cambiar la decisión (del FBI) de julio”.

Reclamó de todas formas que los investigadores ofrezcan más información “inmediatamente”.

Pero el tiempo que se necesita para examinar los correos electrónicos hace poco probable que el FBI tenga una respuesta de aquí al 8 de noviembre.

¿Cambiará esto el curso de las elecciones?

Clinton considera que los ciudadanos “se formaron una idea sobre los e-mails hace tiempo”.

“Sería mejor si hicieran público el contenido de los e-mails. Tengo confianza en Hillary”, declaró el vicepresidente Joe Biden a la cadena CNN este sábado.

Para el bando republicano, la reapertura de la investigación no es más que un nuevo capítulo en la serie de mentiras que ha contado el matrimonio Clinton.

“Lo hemos visto durante 30 años. Así será Clinton como presidenta”, afirmó el portavoz y estratega Sean Spicer, también en declaraciones a CNN.

 

Con información de AFP Noticias. 


Galería

1 de 1




Notas Relacionadas

Ir a archivo



Lo más popular