9 de Diciembre 2016

Cuba rendirá nueve días de homenaje al fallecido Fidel Castro


Cuba rendirá nueve días de homenaje a su líder histórico, fallecido este viernes a los 90 años, con multitudinarios actos en La Habana y Santiago de Cuba.

Tras decretar nueve días de duelo nacional, el gobierno informó que las cenizas de Fidel Castro serán sepultadas el 4 de diciembre en el cementerio Santa Ifigenia, en Santiago de Cuba, a donde llegarán tras una procesión de cuatro días, de miércoles a sábado, desde La Habana.

“Durante la vigencia del duelo nacional cesarán las actividades y espectáculos públicos, ondeará la enseña nacional a media asta en los edificios públicos y establecimientos militares”, según el texto difundido por la prensa estatal.

La peregrinación de unos 1.000 km se realizará en sentido inverso a la que Fidel hizo en su “Caravana de la Libertad” en 1959 desde Santiago de Cuba, tras proclamar el triunfo de su revolución, informó la comisión organizadora de los funerales.

Así mismo, está previsto un multitudinario acto de despedida el martes en la Plaza de la Revolución de La Habana, corazón político de la isla, donde serán expuestas las cenizas del padre de la revolución cubana el lunes y el martes.

Otro multitudinario acto se realizará el sábado en la Plaza Antonio Maceo, de Santiago de Cuba, 960 km al este de la capital cubana y considerada la cuna de la revolución.

El gobierno informó que la revista militar prevista para el 2 de diciembre, por el 60 aniversario del desembarco del Granma y día de las Fuerzas Armadas Revolucionarias, se pospone para el 2 de enero de 2017.

Fidel Castro, un líder polifacético

Fidel Castro fue quizá el líder más controvertido del último siglo, gracias a una personalidad polifacética que desataba pasiones encontradas.

Con una vida cargada de símbolos y cábalas, falleció el 25 de noviembre, exactamente 60 años después de que zarpara de México en el yate Granma con 81 hombres para derrotar la dictadura de Fulgencio Batista.

Casi 58 años después de su triunfo con la revolución, 54 de la crisis nuclear que estuvo a punto de desatar en medio de la Guerra Fría, y diez desde que dejó el poder por enfermedad, el deceso de Fidel sorprendió a los cubanos y al mundo.

“Paró la música”

Fidel Castro había cumplido 90 años el 13 de agosto. La vejez y las secuelas de la enfermedad lo habían diezmado, pero con su sola presencia ejercía gran influencia en la isla que moldeó con mano de hierro.

Su deceso tomó en pijamas a la mayoría de cubanos. Marco Antonio Díaz, de 20 años, contó que estaba en una fiesta en La Habana cuando, de repente, detuvieron la música para dar a conocer la noticia. La celebración terminó abruptamente.

“Regresé a casa y desperté a todo mundo: Murió Fidel. Mi mamá quedó pasmada”, contó a la AFP este trabajador de una lavadora de autos.

Amores y odios

Fidel Castro llegó a ser el más antiguo gobernante en ejercicio en el mundo y bajo su régimen nació el 70% de los más de 11 millones de cubanos, que desde 2006 se habituaron paulatinamente a su eclipse del poder.

Hombre del eterno desafío a Washington, que instauró un régimen comunista a 150 km de las costas de Estados Unidos, el líder cubano despertó amores y odios: considerado por unos como símbolo de soberanía y dignidad latinoamericanas, de solidaridad y justicia social; y por otros como un dictador megalómano y cruel.

Sus críticos le achacan haber forjado un sistema totalitario de partido único, represor de toda disidencia y con un rotundo fracaso económico.

Sus admiradores, en cambio, destacan que elevó los índices de salud de Cuba al nivel de los del primer mundo, desarrolló la educación, la cultura y el deporte.

Por AFP


Galería

1 de 4

2 de 4

3 de 4

4 de 4




Notas Relacionadas

Ir a archivo



Nota destacada

Dan trámite a antejuicio contra Arzú

Lo más popular