5 de Diciembre 2016

Ecologistas y gobiernos se reúnen para intentar salvar especies en peligro


Miles de ecologistas y responsables gubernamentales inauguraron este sábado en Johannesburgo, la capital sudafricana, una conferencia internacional para proteger a las especies más amenazadas y combatir flagelos como el tráfico de marfil, animales y plantas exóticos.

El comercio ilegal es el mayor desafío de la Convención sobre el comercio internacional de especies en peligro (CITES), el objeto de esta reunión de 12 días de duración.

“Empezamos la reunión más larga en los 43 años de historia de la CITES”, explicó el secretario general de la convención, John Scanlon.

“Vamos a revisar el control del comercio de unas 500 especies de animales salvajes y plantas. Son prioritarios el elefante africano, el rinoceronte, el pangolín, el tiburón sedoso…”, enumeró.

Este comercio ilegal de especies representa un negocio de unos 20.000 millones de dólares anuales, según CITES.

La reunión examinará si hay que endurecer, suavizar o simplemente no aplicar controles en el tráfico de algunas especies, incluidos ciertos tipos de maderas exóticas.

Scanlon alabó el alto nivel de apoyo político mostrado en todo el mundo para luchar contra un comercio que por su importancia es comparable al de las armas o las drogas.


Galería

1 de 1




Notas Relacionadas

Ir a archivo



Lo más popular