3 de Diciembre 2016

El papa insta a los gobiernos a respetar los compromisos sobre medioambiente

Fotografía: EFE.

Con información de la agencia de noticias: EFE 

El papa Francisco instó hoy a los países a respetar los compromisos que hayan asumido para proteger el medioambiente y frenar el cambio climático y a las empresas a ser responsables, en el mensaje dedicado a la Jornada de Oración por la Creación y que fue publicado hoy.

“Ahora los Gobiernos tienen el deber de respetar los compromisos que han asumido, mientras las empresas deben hacer responsablemente su parte, y corresponde a los ciudadanos exigir que esto se realice, es más, que se mire a objetivos cada vez más ambiciosos”, escribe Francisco en el largo mensaje

Francisco pide a los países que respeten los objetivos del Desarrollo Sostenible que firmaron en septiembre de 2015 o el Acuerdo de París sobre los cambios climáticos, “que marca el costoso, pero fundamental objetivo de frenar el aumento de la temperatura global”.

El pontífice afirma que un primer paso para la protección del medioambiente es “siempre un examen de conciencia” y reconocer los pecados cometidos “contra la creación, los pobres y las futuras generaciones”

“En la medida en que todos generamos pequeños daños ecológicos», estamos llamados a reconocer nuestra contribución -pequeña o grande- a la desfiguración y destrucción de la creación”, explica.

El papa, que ha escrito una encíclica “Laudato Si” dedicada al cuidado del medioambiente, denuncia nuevamente en este mensaje “que el planeta continúa calentándose, en parte a causa de la actividad humana, el 2015 ha sido el año más caluroso jamás registrado y probablemente el 2016 lo será aún más”.

Reitera su advertencia de que el cambio climático “provoca sequía, inundaciones, incendios y fenómenos meteorológicos extremos cada vez más graves, pero además los cambios climáticos contribuyen también a la dolorosa crisis de los emigrantes forzosos”.

Francisco vuelve a reiterar que atentar contra el medioambiente es pecado.

Por ello pide reconocer “los pecados cometidos contra la creación, que hasta ahora no hemos sabido reconocer ni confesar; y comprometámonos a realizar pasos concretos en el camino de la conversión”.

Insta a los católicos a ir a confesarse y arrepentirse por ellos y poder así recibir el perdón de Dios.

Una conversión que el papa indica en “cambiar el estilo de vida” y agrega que “la economía y la política, la sociedad y la cultura, no pueden estar dominadas por una mentalidad del corto plazo y de la búsqueda de un inmediato provecho financiero o electoral”,

Francisco insiste en la necesidad de políticas “urgentemente reorientadas hacia el bien común, que incluye la sostenibilidad y el cuidado de la creación”.

Denunció, de nuevo la “deuda ecológica” entre el norte y el sur del mundo e instó a solventarla proporcionando a los países pobres “recursos financiaros y asistencia técnica que les ayuden a gestionar las consecuencias de los cambios climáticos y a promover el desarrollo sostenible”.

“A causa de los cambios de nuestro mundo globalizado, algunas pobrezas materiales y espirituales se han multiplicado: por lo tanto, dejemos espacio a la fantasía de la caridad para encontrar nuevas modalidades de acción”, abogó.

Francisco pidió a los fieles católicos que en las obras de misericordia que ha indicado para este Año Santo se una demás “el cuidado de la casa común”.


Galería

1 de 1




Notas Relacionadas

Ir a archivo



Lo más popular