8 de Diciembre 2016

Gobierno mexicano anuncia detenciones en caso de emboscada a convoy militar


Con información de la agencia de noticias: EFE 

El Gobierno de México tiene “claramente establecido” a qué grupo criminal pertenecen las personas que tendieron una emboscada a un convoy del Ejército el pasado 30 de septiembre, informó el subprocurador (vicefiscal) Gustavo Salas, quien indicó que hay varios detenidos en el caso.

Salas, titular de la Subprocuraduría Especializada en Investigación de Delincuencia Organizada, de la Procuraduría General de la República (PGR, fiscalía), dijo que los detenidos, de quienes no precisó el número ni el grupo al que pertenecen, están acusados de diversos delitos.

En una conferencia de prensa efectuada en la sede de la Novena Zona Militar, en el municipio de Culiacán, del noroccidental estado de Sinaloa, el funcionario señaló que desde el día de los hechos, en los que cinco militares murieron y nueve más resultaron heridos, al igual que un socorrista, personal de la Subprocuraduría realiza diversas diligencias para esclarecer el suceso.

Se desplazó un grupo de expertos especializados en diversas áreas de investigación científica, con equipos de alta tecnología, con el objeto de participar en las investigaciones, abundó.

Hasta ahora, precisó, se han efectuado 174 entrevistas y 40 inspecciones, y se han recabado 113 dictámenes periciales en las áreas de fotografía, medicina, balística, dactiloscopía, química, genética, informática, ingeniería y arquitectura, entre otras.

Asimismo, la autoridad judicial ha otorgado y se han ejecutado cuatro órdenes de registro para una clínica, tres casas y cuatro ranchos, donde se logró el decomiso de 26 vehículos, siete unidades de maquinaria pesada, 12 caballos, un toro y un león, así como 12.620 dólares en efectivo.

Los registros permitieron incautar también equipo táctico y documentación diversa, drogas, armas pesadas y ligeras, y otros enseres.

Por otro lado, dijo, el 5 de octubre se lanzó una operación en el área del Triángulo Dorado, donde miembros del Ejército y la Fuerza Aérea Mexicana han destruido 3.359 plantaciones de marihuana y amapola y más de 30 toneladas de marihuana cosechada, además de descubrir tres laboratorios clandestinos para la elaboración de droga sintética.

“Estas acciones han permitido que se tenga claramente establecido el móvil, la cadena de decisiones y acciones ilícitas que motivaron la emboscada, el tipo de armamento y vehículos utilizados, el número de delincuentes que participaron y a qué organización criminal pertenecen”, mencionó Salas, sin dar detalles.

El 30 de septiembre pasado un convoy del Ejército que custodiaba a un detenido que viajaba herido en una ambulancia fue emboscado al ingresar en Culiacán, capital de Sinaloa, procedente de Badiraguato, tierra natal del capo Joaquín “el Chapo” Guzmán, el encarcelado líder del cártel de Sinaloa.

Los atacantes lograron llevarse al detenido, identificado por las autoridades como Julio Óscar Ortiz Vega, alias “el Kevin”.

Fuentes militares dijeron que los hijos de Chapo, Iván Archivaldo y Jesús Alfredo Guzmán, pudieron estar detrás del ataque, si bien estos se deslindaron “por completo” de los hechos a través de su abogado José Refugio Rodríguez.

Los hijos alegaron en un mensaje divulgado por el letrado que si no actuaron con esta agresividad “cuando su papá fue detenido”, menos lo iban a hacer en otras circunstancias, además de que lamentaron las muertes y pidieron “una investigación objetiva e imparcial”.


Galería

1 de 1




Notas Relacionadas

Ir a archivo



Lo más popular