6 de Diciembre 2016

Gobierno mexicano niega malos tratos a “el Chapo” Guzmán en prisión


Con información de la agencia de noticias: EFE 

El comisionado nacional de seguridad de México, Renato Sales, aseguró que Joaquín “el Chapo” Guzmán “no está sujeto a tortura ni a ningún trato degradante o inhumano”, sino a “una medida de vigilancia especial contemplada en la propia ley”, en respuesta a declaraciones de su esposa y sus abogados.

En una entrevista radiofónica el comisionado se refirió a una queja presentada ante la Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH) por Emma Coronel, esposa del encarcelado capo, en la que denunció que éste es sometido a supuestos malos tratos que ponen en riesgo su salud física y mental.

De acuerdo con medios locales, Coronel dijo que la denuncia fue interpuesta “debido a la desesperación que en estos momentos se encuentra mi esposo ya que se encuentra muy delicado de salud y nos mandó a decir que él siente que para diciembre ya no está (vivo)”.

Aseguró que Guzmán se encuentra aislado, sin contacto con otros reos en una prisión federal de Ciudad Juárez (Chihuahua), y que las visitas familiares le son restringidas.

Al respecto, Sales aseguró que Guzmán “no está sujeto a ningún trato degradante” y añadió que el Gobierno está “en la mejor disposición de que acuda la CNDH” a la prisión para constatar sus condiciones de reclusión.

Afirmó que el narcotraficante “ha tenido visitas de los familiares” y mencionó 35 visitas conyugales de Coronel, así como otras de sus hijas, hermanas y abogados.

“Su salud es buena, tiene una presión (arterial) de 120 sobre 80 y 130 sobre 90. Tiene salida al patio permanente, no se encuentra segregado”, dijo el funcionario, aunque precisó que no convive con otros reos.

“No tiene ningún problema de salud grave, no está enfermo. Está sujeto a medidas de vigilancia especiales y así lo amerita”, puntualizó el comisionado.

El pasado 21 de octubre la abogada de Guzmán en Ciudad Juárez, Silvia Delgado, dijo a Efe que el estado de salud mental del reo es preocupante porque “le duele el cerebro” y experimenta pérdida de memoria.

Por su parte, Andrés Granados, uno de los líderes del equipo defensor, dijo a Efe que su cliente podría fallecer tan pronto como diciembre próximo si continúa recibiendo “malos tratos” dentro de la prisión.

“Su estado de salud está deteriorado, él se siente mal, le están quitando el medicamento. Parece que el Gobierno federal lo quiere matar antes que extraditar”, dijo el letrado, entrevistado en el aeropuerto de Ciudad Juárez después de visitar al reo.


Galería

1 de 2

2 de 2




Notas Relacionadas

Ir a archivo



Nota destacada

Decretan arraigo contra diputado Edgar Ovalle

Lo más popular