Mueren 11 civiles por el estallido de bombas cuando huían del EI en Irak

Foto: Archivo - EFE.

Con información de la agencia de noticias: EFE

Al menos once civiles murieron, entre ellos un matrimonio y sus cuatro hijos menores, por el estallido de dos artefactos colocados por el grupo yihadista Estado Islámico (EI) en el norte de Irak, informó a Efe una fuente policial.

La primera explosión ocurrió en el camino que usan las familias para huir de la localidad de Al Sherkat, en el límite entre las provincias septentrionales de Saladino y Nínive.

El matrimonio y sus hijos menores de edad, así como el hermano del marido, se dirigían hacia las posiciones de las tropas iraquíes y los milicianos tribales, que están desplegados al oeste de esa población.

El segundo estallido mató a cuatro personas e hirió a dos, y se registró cuando las víctimas escapaban de la ciudad de Al Hauiya, a unos 55 kilómetros al suroeste de Kirkuk.

Las víctimas intentaban alcanzar las posiciones de las tropas kurdas “peshmergas”.

Las fuerzas de seguridad iraquíes imponen desde hace varias semanas un cerco a Al Sherkat y Al Hauiya, después de haber cortado las líneas de suministros entre esas poblaciones y Mosul, capital de la provincia septentrional de Nínive y feudo del EI.

Las dos ciudades sufren una pésima situación humanitaria debido a la falta de alimentos y material médico, lo que está fomentando el desplazamiento de civiles.

Sin embargo, en estos intentos de fuga han muerto decenas de personas a causa de los explosivos plantados por los extremistas.

Las fuerzas iraquíes, incluidos milicianos de clanes suníes y el ejército kurdo, luchan contra el EI en las zonas de los alrededores de Mosul y durante las últimas semanas han avanzado hacia la ciudad.

Mosul está en manos del EI desde junio de 2014, cuando la organización terrorista declaró un califato en los territorios iraquíes y sirios que conquistó.


Galería

1 de 1




Notas Relacionadas

Ir a archivo



Lo más popular