Obama no cree que el zika en EEUU sea tan grave como en Latinoamérica

Obama anunció el 20 de noviembre pasado una serie de medidas ejecutivas en mate

Con información de la agencia de noticias: EFE 

El presidente de EE.UU., Barack Obama, aseguró que no cree que la difusión del zika en Estados Unidos vaya a ser tan grave como en otros sitios como Brasil o Puerto Rico, pese a lo cual dijo que se lo toman muy en serio.

En una rueda de prensa en el Pentágono previa al comienzo de sus vacaciones, Obama indicó que tras la detección de quince contagios de zika en Miami (Florida), los primeros autóctonos en el Estados Unidos continental, las autoridades han emprendido “un esfuerzo agresivo” por controlar los mosquitos que causan la enfermedad.

“Nos lo estamos tomando con extrema seriedad”, aseguró el gobernante, que dijo que ya habían anticipado que la enfermedad acabaría por llegar al territorio continental de EE.UU.

No obstante, indicó que las autoridades sanitarias estadounidenses “no esperan ver una difusión tan amplia del brote de zika“, como la registrada en Brasil o Puerto Rico.

“El tipo de mosquito que es más posible que contagie el zika está limitado a ciertas regiones de nuestro país”, añadió.

Obama dijo que los síntomas de la enfermedad son muy leves y que a veces las personas contagiadas ni siquiera se dan cuenta de ello, pero que las mujeres embarazadas tienen que tener especial cuidado por los efectos que el zika puede suponer para los bebés.

A renglón seguido, el presidente instó de nuevo al Congreso a aprobar fondos para financiar este combate, porque “luchar contra el zika cuesta dinero y ayudar a Puerto Rico a lidiar con la crisis del zika cuesta dinero”, lo mismo que la búsqueda de una vacuna, dijo.

Obama reprochó al Congreso no solo no aprobar los 1.900 millones de dólares que solicitó en febrero para la lucha contra el virus del Zika, sino el haber reducido esa cantidad y haberse ido de vacaciones sin aprobarla.

Por ello, el Gobierno se ha visto obligado a transferir recursos de otras partidas para hacer frente a este problema, “pero ahora el dinero que necesitamos para el zikase está acabando”, explicó.

Los demócratas del Senado bloquearon a finales de junio el proyecto de ley de financiación para el zika después de que los republicanos añadieran al texto ciertas enmiendas no relacionadas con el combate a la enfermedad

Obama se refirió también a la “crisis” del zika en el estado libre asociado de Puerto Rico, donde desde que se detectó el primer caso de zika, en diciembre pasado, se han registrado más de 7.000 contagios, lo que ha situado a esa isla como epicentro del virus.

Las autoridades sanitarias estadounidenses comenzaron esta semana las primeras pruebas médicas de una vacuna contra el zika, con ensayos en al menos 80 voluntarios sanos de entre 18 y 35 años para establecer la seguridad de la vacuna experimental y su capacidad de generar en ellos una respuesta en su sistema inmune.

Otras farmacéuticas y varios laboratorios académicos trabajan a contrarreloj desde hace meses en una vacuna contra el zika, de manera que se prevé que la Agencia de Alimentos y Medicamentos (FDA) otorgue nuevas autorizaciones en las próximas semanas o meses.


Galería

1 de 1




Notas Relacionadas

Ir a archivo



Lo más popular