3 de Diciembre 2016

Poder Electoral venezolano ultima discusiones para siguiente fase revocatorio


Con información de la agencia de noticias: EFE

El Poder Electoral venezolano se reúne para definir las condiciones en que se llevará a cabo la siguiente fase del proceso que impulsa la oposición a favor de un referendo que revoque el mandato del presidente del país, Nicolás Maduro.

El rector electoral Luis Emilio Rondón, único cercano a los reclamos de los opositores, informó que el Consejo Nacional Electoral (CNE) discutirá este lunes cuatro aspectos “esenciales” sobre este paso que pudiera concretarse a fines de octubre, según ha dicho la institución.

Rondón anunció que la Junta Nacional Electoral (JNE) propuso al directorio del CNE, integrado por él y otras cuatro rectoras, una cantidad máxima de 5.392 máquinas para la recogida de apoyos de los votantes, idea a la que el rector se opone y que no ha sido aprobada por el organismo, según dijo.

Indicó que, no obstante, fue aprobado que los interesados en revocar a Maduro manifiesten su voluntad en cualquier centro de votación dispuesto en el municipio donde regularmente sufragan.

Asimismo, cuestionó las voces que defienden que el 20 % de voluntades deba lograrse en cada estado del país, lo que obligaría a los opositores a recabar una cantidad determinada de apoyos por entidad y no los 4.000.000 a nivel nacional que, según Rondón, establece la Constitución.

El funcionario reiteró que las normativas vigentes establecen que el horario de recogida sea de siete horas durante tres días pero prevén, afirmó, que para el último día se extienda el trabajo hasta atender al último de los electores en cola.

Rondón opinó que Venezuela atraviesa una crisis política “inocultable” por lo que, continuó, el Poder Electoral “está obligado a garantizar el ejercicio pleno de los derechos políticos de todos los venezolanos”.

Y, en este sentido, “el referendo revocatorio puede contribuir con aliviar esta crisis”, añadió.

El requisito a completar por los solicitantes del revocatorio -el último previo a la convocatoria de la consulta- consiste en la recogida de apoyos equivalente al 20 por ciento del censo electoral, unos cuatro millones de votantes.

La alianza de partidos disidentes Mesa de la Unidad Democrática (MUD) ha solicitado para esta fase que el Poder Electoral disponga de al menos 19.500 máquinas repartidas en 6.500 centros de votación en todo el país suramericano durante tres días.


Galería

1 de 1




Notas Relacionadas

Ir a archivo



Lo más popular