6 de Diciembre 2016

Vigilia, protesta, música y taxi gratis, el sello latino en esta elección


Emisoras Unidas

Una vigilia de oración, una manifestación estudiantil, viajes en taxi gratuitos para ir a votar y música en centros de votación son algunos de los elementos que han distinguido a los latinos en esta jornada electoral en Estados Unidos.

El votante latino, uno de los más espoleados a votar en estas elecciones presidenciales y legislativas y del que se espera que desempeñe un papel determinante en el resultado, está protegido desde el domingo por una vigilia de oración en Arizona.

Decenas de personas han pasado y siguen pasando por el lugar donde se realiza la vigilia, a las afueras del Departamento de Elecciones del condado de Maricopa, para orar.

Rodolfo López, organizador de Promesa Arizona, quien bendijo algunas urnas esta mañana, señaló a Efe: “estamos mandando un mensaje de esperanza y fe en el voto latino”.

También en Arizona cientos de estudiantes, muchos de ellos latinos, protestaron hoy en las calles contra el candidato republicano a la Casa Blanca, Donald Trump, y el sheriff Joe Arpaio, que se presenta por sexta vez a la reelección de su cargo en Phoenix y es conocido por su opinión contraria a la inmigración.

“Muchos de nosotros no tenemos aún la edad para votar, pero eso no quiere decir que no podemos hacer que nuestras voces sean escuchadas”, dijo a Efe Jennifer Figueroa, participante en esta manifestación.

El peso de la comunidad latina, con unos 27 millones de personas habilitadas para votar en Estados Unidos, se ha hecho notar en estas elecciones, en las que, especialmente la campaña de la candidata demócrata, Hillary Clinton, se ha esforzado por conseguir que acudan a las urnas.

La promesa del aspirante republicano, Donald Trump, de deportar a los once millones de inmigrantes indocumentados y de construir un muro para separar al país de México también ha hecho que los latinos se interesen más por las urnas en esta elección.

En California, estado con un 25 % de hispanos en su registro de votantes, la expectativa es batir el récord de voto latino, una previsión que se repite en otros lugares con gran presencia de esta comunidad.

El director ejecutivo de Vamos Unidos USA, organización que trabaja con los inmigrantes en Los Ángeles, aseveró que los latinos van a romper “el récord de votación de toda la historia” en una elección en la que “por lo menos uno de cada cinco votantes será de origen hispano”.

Florida, uno de los “estados clave” en esta elección, es hogar de muchos cubanos y puertorriqueños, como los del condado de Osceola, lugar en el que se ha registrado un 63 % de participación en las primeras horas de la mañana.

“Estamos demostrando que si nos movilizan de la manera adecuada, sí salimos a votar”, dijo a Efe Jimmy Torres, representante de Boricua Vota, que lleva “música y agua a distintos centros de votaciones” para que la gente “no se canse ni agote”.

Para convencer a quienes se resisten, 400 taxistas, asociados con grupos de la comunidad latina de Arizona, se han ofrecido como voluntarios para trasladar de manera gratuita a los hispanos a las casillas para votar de una zona de este estado limítrofe con México.

Las largas filas han sido un denominador común en esta jornada, aunque ya son una escena típica en las elecciones estadounidenses.

Lydia Camargo, residente en Phoenix, que tuvo que esperar más de una hora haciendo fila bajo el sol, se quejó en unas declaraciones a Efe.

“Esto es terrible, estoy pagando a una niñera para que me cuide a mis hijos mientras voto y llevo aquí más de una hora”, comentó visiblemente disgustada.

Victor Leyva, que también se vio afectado en una espera de más de dos horas, lo que lo retrasó en su trabajo, dijo a Efe que observó cómo muchas personas se iban del centro de votación debido a la larga espera.

Sentada en una silla de plástico, con una mochila con meriendas y agua, Rachel Wohl, abogada de protección al votante de la campaña de Clinton, observó hoy el transcurrir del proceso en una biblioteca al suroeste de Orange.

“Estoy aquí para ayudar a los votantes en caso de que tengan problemas, pero hasta ahora las votaciones han transcurrido sin contratiempos”, dijo a Efe Wohl.

“Con excepción de una chica latina que vino a votar y no la dejaron porque según le dijeron en el precinto, la foto de su licencia de conducir era de otra persona”.

Algo parecido le ocurrió a la colombiana Anastasia Sánchez, quien quiso aprovechar la hora de su almuerzo en la oficina para salir a votar, pero no pudo.

“Me dijeron que me toca en otro lado, porque mi dirección es diferente”, dijo a Efe Sánchez, mientras apuraba el paso para llegar a un centro de votaciones en Celebration.

Para el puertorriqueño Joaquín Díaz, este es un día de recuento y de arrepentimiento.

“Siempre he querido votar, pero no puedo”, señala este hombre con antecedentes penales. “Llevo dos años tratando de que me restablezcan mi derecho al voto, pero ha sido difícil”.

Con información de EFE


Galería

1 de 1




Notas Relacionadas

Ir a archivo



Nota destacada

Decretan arraigo contra diputado Edgar Ovalle

Lo más popular