Breve reseña sobre el origen de la celebración navideña

Cada año el máximo jerarca de la grey católica, el Papa Benedicto XVI, celebr

La conjunción de costumbres y tradiciones heredadas, los mitos y leyendas provenientes de muchos países diferentes han ido enriqueciendo a lo largo de los siglos la celebración navideña, hasta llegar a celebrarse como la conocemos hoy día.

Así las cosas, el año nuevo era motivo de celebraciones religiosas en la tradición mesopotámica, hace más de cuatro mil años; dicha cultura llevaba a cabo las celebraciones con procesiones a los templos.

La historia de la Navidad parece tener los primeros antecedentes en los años 320 – 353 (D.C.) ligados a la celebración del nacimiento de Cristo por las comunidades de cristianos primitivos.

Con anterioridad los romanos también llevaban a cabo sus celebraciones los días del 17 al 23 de diciembre, días festivos en los que el arte culinario tenía un protagonismo importante y el día 25 de diciembre era la fiesta pagana de la exaltación al Sol.

Aunque se cree que Jesucristo nació más bien hacia la primavera – y unos cinco años antes de lo que fija nuestro calendario- los primeros cristianos eligieron el mes de diciembre para hacer coincidir el nacimiento de Cristo con las fiestas paganas al Sol.

Desde finales del siglo IV, el cristianismo empieza a celebrar la tradición de la Navidad el 25 de Diciembre. Fue el Papa Julio I el que fijó la fecha el 25 de diciembre, día próximo a muchas fiestas del solsticio de invierno (en Europa) que se celebraban en la antigüedad.


Galería

1 de 1




Notas Relacionadas

Ir a archivo



Lo más popular