23 de Enero 2017

El escabroso camino del contrato con Odebrecht



Redacción Emisoras Unidas

Hoy, en nuestro programa A Primera Hora estuvo como invitado el ministro de Comunicaciones, Infraestructura y Vivienda (CIV), Aldo García, quien desarrolló un análisis acerca de la situación del contrato carretero con la Constructora Norberto Odebrecht, S.A., cuyos trabajos fueron suspendidos y ahora se busca la rescisión del documento.

En ese sentido, la Procuraduría General de la Nación (PGN) emitió respuesta desfavorable al dictamen del CIV que planteaba iniciar un proceso conciliatorio con Odebrecht, para la rescisión del contrato por mutuo consentimiento, derivado del incumplimiento contractual de la entidad.

La PGN dictaminó que la rescisión “es improcedente” por dos causas: uno, “le impediría al Estado reclamar daños y perjuicios a causa del incumplimiento contractual”, y dos, “el plazo para rescindir el contrato ya prescribió”.

De acuerdo con la PGN, de acuerdo con el artículo 1584 del Código Civil, en la rescisión por mutuo consentimiento ninguna de las partes puede reclamar daños y perjuicios, frutos ni intereses, lo cual en este caso afectaría al Estado. Asimismo, el artículo 1585 establece que la acción para solicitar la rescisión tiene plazo de un año, contando desde la fecha de celebración del contrato.

“En este caso, el plazo ha prescrito debido a que el contrato fue suscrito en diciembre de 2012”, enfatiza el dictamen de la Procuraduría.

A juicio del ministro Aldo García, lo que corresponde es tomar la vía señalada por la PGN. “Anteriormente la asesoría del Despacho planteó la rescisión del contrato y dialogar amigablemente con los representantes del Odebrecht. La PGN señala que hay que asumir el contrato, que plantea un procedimiento formal, porque se trata de un contrato mercantil”.

Agrega: “La verdad es que si uno puede conciliar las cuentas en el camino, podemos evitarnos llegar al arbitraje”.

Al grano, con el ministro Aldo García

Ha habido críticas en su contra por no presentar acciones legales en este caso.

Las críticas en mi contra tendrán sus razones, pero en estos casos no hay que correr. Hay muchas cosas que analizar en la vía legal. No es fácil demostrar las acusaciones. No es bueno señalar y luego, sin pruebas, no poder demostrar nada.

¿Se busca la liquidación del contrato o qué pasó con esto?

Cuando nosotros analizamos este contrato, firmado en 2012, nos dimos cuenta que tiene condiciones en las que se pactan y demandan US $400 millones de dos préstamos, uno del Banco Centroamericano de Integración Económica (BCIER) y otro del Banco de Brasil. Con eso, el Estado debería construir 140 kilómetros de carreteras diseñadas para vehículos de 60 toneladas y una vida útil de 10 años. La obra debió estar finalizada el 2 de junio 2016 debería estar concluida la carretera. Se trata de la ruta Cocales-Tecún Umán.

Luego, alguno de los funcionarios decide que no es bueno tener una carretera tan grande a 10 años, la pasa a 20 años y a vehículos de 80 toneladas de diseño, lo cual significa un cambio en las condiciones del contrato original: El cambio es en dinero y en condiciones contractuales.

El principal problema es que no van al Congreso para la modificación del contrato. Hay una constancia en donde hay iniciativa de pedir más dinero, porque se dan cuenta que 400 millones no van a alcanzar al momento de modificar el contrato. Esos son los aspectos que discutimos con la PGN.

¿Ha identificado usted como se habrían robado el dinero las anteriores autoridades?

Yo creo que el contrato original se debió haber respetado. Autorizar un préstamo sin pasar por  una licitación y dedicárselo a un banco… Creo que esta es uno de los casos donde uno, como guatemalteco, debe reflexionar y no permitir condiciones que nos imponen de afuera.

¿Cómo analiza el soborno de US $18 millones que se habría pagado a funcionarios y diputados para aprobar este contrato… puede imaginarse que es lo que pasó?

A uno le lastima que funcionarios, en este caso, de esa naturaleza, sigan esquilmando los recursos del país.

¿Hay forma de recuperar el dinero?

Nosotros tenemos que ir por la vida señalada por la PGN. “Anteriormente la asesoría del Despacho planteó la rescisión del contrato y dialogar amigablemente con los representantes del Odebrecht. La PGN señala que hay que asumir el contrato, que plantea un procedimiento formal, porque se trata de un contrato mercantil. Si uno puede conciliar cuentas en el camino podemos evitarnos llegar al arbitraje”.


Galería

1 de 4

2 de 4

3 de 4

4 de 4




Notas Relacionadas

Ir a archivo



Lo más popular