Nota de EU89.7
Presentan más cargos contra conductor de camión donde murieron migrantes

Los cargos pueden llevar a penas máximas que van desde 10 años de cárcel hasta cadena perpetua o muerte. 

Un jurado estadounidense presentó el miércoles cuatro cargos, entre ellos uno que conlleva la pena de muerte, contra el hombre acusado de conducir un camión en el que 10 inmigrantes murieron sofocados.

James Bradley, de 60 años, ya fue acusado de “transportar inmigrantes ilegales”, después de que su vehículo fuera encontrado el mes pasado en Texas, cerca de la frontera con México, con decenas de migrantes apilados en su interior.

Un gran jurado federal agregó tres cargos más por conspiración para transportar inmigrantes indocumentados y otro por posesión de arma de fuego como convicto.

Los cargos pueden llevar a penas máximas que van desde 10 años de cárcel hasta cadena perpetua o muerte.

De los 39 inmigrantes que fueron descubiertos en el camión, 10 murieron –incluyendo un menor–, dos siguen hospitalizados y 22 fueron retenidos como testigos materiales, dijeron las autoridades.

Durante las entrevistas con los investigadores, los migrantes señalaron que hasta 200 personas viajaban en el camión, cuyo sistema de refrigeración estaba roto, bajo el calor asfixiante de Texas.

Los migrantes contaron que se turnaban para respirar por un agujero de ventilación y describieron una situación cada vez más desesperada a medida que la temperatura en el vehículo subía.

“La gente empezó a golpear las paredes del camión para llamar la atención del conductor. El conductor nunca se detuvo”, dijo uno de los sobrevivientes, citado en los documentos de la corte.

Los migrantes fueron descubiertos en la parte trasera del camión en el estacionamiento de un supermercado de la ciudad de San Antonio, cuando uno de ellos se acercó a un empleado de la tienda para pedirle agua.

Las autoridades identificaron públicamente a ocho de los fallecidos, todos mexicanos y guatemaltecos.

Bradley es un convicto que ya ha enfrentado múltiples cargos, como robo y asalto, desde 1997, según el diario San Antonio Express-News.

Con información de la agencia AFP