Nota de EU89.7
Evento cumbre en Egipto para pentatletas guatemaltecos

En El Cairo, Egipto, los atletas Charles Fernández y Sophia Hernández sostendrán la competencia más trascendental de la temporada, cuando a partir del jueves entren en acción en el Campeonato Mundial Senior de la UIPM.

En El Cairo, Egipto, los atletas Charles Fernández y Sophia Hernández sostendrán la competencia más trascendental de la temporada, cuando a partir del jueves entren en acción en el Campeonato Mundial Senior de la UIPM.


Los guatemaltecos buscarán hacerse notar en la competencia que otorgará 21 medallas en las pruebas de relevos e individuales, programadas entre este martes 22 y el lunes 28.

El Mundial, que cumple 20 años desde la primera edición en Sofía, Bulgaria, se celebrará por primera ocasión en suelo africano con 169 pentatletas representando a 29 naciones.

Fernández verá acción el jueves en la clasificación varonil y Hernández el viernes. De acceder entre los mejores 36, tomarían parte de las finales entre sábado y domingo respectivamente. El evento de relevo mixto el lunes.

Ubicado en el puesto 51 del ranquin mundial, el olímpico Fernández participará en su tercera y última competencia del año. Previamente intervino en la primera Copa del Mundo en Los Ángeles (puesto 22) y en el Campeonato Panamericano en República Dominicana (no terminó debido a una lesión). En su última aparición mundialista, Moscú el año pasado, terminó décimo segundo.

En la prueba masculina, destaca la presencia del medallista de oro olímpico en Rio 2016, el ruso Alexander Lesun y el vigente campeón mundial, el húngaro Sarolta Kovacs.

Aún en el rango de la categoría junior y número 32 del escalafón senior, Hernández saldrá a escena en su séptima competencia oficial del año. Sus mejores resultados fueron el bronce en el relevo en el Mundial Junior de Székesfehérvár, Hungría (junto a Isabel Brand) y también bronce en el Panamericano (junior).

El Sport Club Pegasus localizado en la capital egipcia y cerca de las icónicas Pirámides de Giza, recibirá la competencia que supondrá un gran desafío de resistencia física para los pentatletas que afrontarán temperaturas que oscilan entre los 35 y 37 grados centígrados.