Nota de EU89.7
Un hondureño entre los más buscados del FBI comparece ante corte de EEUU

Por el hondureño de 33 años, el FBI (policía federal) ofrecía desde abril 100.000 dólares a quien contribuyera a su captura

Un hondureño que estaba entre los diez fugitivos más buscados por el FBI compareció el miércoles ante un tribunal federal de Estados Unidos por un asesinato relacionado con la pandilla MS-13, que el presidente Donald Trump prometió erradicar, informó la fiscalía.

Walter Yovany Gómez hizo su primera comparecencia ante un juez federal en Newark, Nueva Jersey (este), y quedó detenido sin fianza en espera de ser juzgado por su supuesta participación en el brutal homicidio de un amigo sospechoso de socializar con una pandilla rival, según un comunicado.

Gómez, arrestado días atrás cerca de Washington DC gracias a denuncias de los vecinos, es un presunto miembro de la banda Plainfield Locos Salvatrucha (PLS) de Nueva Jersey, una rama de la organizacion criminal transnacional Mara Salvatrucha (MS-13).

Alias Cholo, como se lo conoce, era el único, de catorce integrantes de la PLS acusados en 2013 por un jurado federal de una serie de violentos crímenes, que estaba prófugo. Los otros trece fueron condenados entre 2014 y 2016.

Este hondureño de 33 años, por quien el FBI (policía federal) ofrecía desde abril 100.000 dólares a quien contribuyera a su captura, es imputado ​​por el asesinato de Julio Matute hace seis años.

Según la acusación, Gómez y otro pandillero ya condenado golpearon a Matute en la cabeza con un bate de béisbol, le cortaron la garganta y lo apuñalaron en la espalda 17 veces con un destornillador. Esto ocurrió en mayo de 2011, después de que pasaran la noche bebiendo y fumando marihuana.

Por este crimen, Gómez, un inmigrante ilegal en Estados Unidos, podría ser sentenciado a cadena perpetua y arriesga la pena de muerte.

Trump aseguró recientemente que la MS-13 ha crecido debido a la inmigración desde Centroamérica y pidió a la policía mano dura y más deportaciones de indocumentados.

“No deberían estar aquí (…) Son animales”, dijo, al describir a esta pandilla que tiene unos 10.000 miembros en el país, en su gran mayoría oriundos de El Salvador, Honduras o Guatemala, pero muchos nacidos en Estados Unidos.

Surgida en Los Angeles en la década de 1980, integrada inicialmente por salvadoreños, muchos excombatientes de la guerra civil en su país, la MS-13 opera además en América Central, México y España.

Con información de la agencia: AFP 

Un hondureño entre los más buscados del FBI comparece ante corte de EEUU