Nota de EU89.7
Esposo de española asesinada en México es detenido como sospechoso

Fiscalía asegura que tienen indicios suficientes para señalarlo.

El caso del asesinato de la española María del Pilar Garrido tuvo un cambio repentino. Ahora su esposo quien fue quien denunció su desaparición y secuestro se ha convertido en el principal sospechoso de haberla asesinado.

El mexicano Jorge Fernández fue arrestado y es señalado del homicidio de su conviviente según la fiscalía de Tamaulipas, México. Y aunque hasta el momento no se han revelado datos sobre el caso el fiscal local Irving Barrios señaló que existían contradicciones en su declaración.

El Ministerio Público estableció que “existían indicios suficientes para considerar como probable responsable al esposo (…) del delito de homicidio”, aseguró el funcionario.

Fernández criminólogo de profesión fue quien reportó a su esposa como desaparecida. Según él, dos hombres interceptaron el vehículo en el que viajaban junto con su hijo de un año, mientras volvían de una playa cercana en el Golfo de México. Éstos habrían dejado libres a Fernández y el niño.

Cerca del lugar del supuesto asalto, en una carretera, las autoridades hallaron el 26 de julio una osamenta y en agosto dictaminaron que correspondía a Garrido.

Pero la versión de Fernández –criminólogo profesor en la Universidad de Seguridad Pública y Justicia de Tamaulipas– empezó a desmoronarse cuando las autoridades se percataron que tras el supuesto secuestro no hubo demanda de rescate, modus operandi habitual de los secuestradores.

“Se confirmó que en el sitio no hay operación de grupos del crimen organizado. Además, las pruebas realizadas a los restos determinan que la muerte fue a causa de asfixia mecánica por la vía del estrangulamiento. Presentaba golpes en la nariz, cráneo, específicamente en la región occipital y en el cuello, que no coinciden con los métodos utilizados por la delincuencia”, expuso Barrios.

Tamaulipas concentra el mayor número de personas desaparecidas en México, con 5.657 reportes hasta abril de este año, según cifras del gobierno.

Este estado es escenario de sangrientas pugnas entre dos bandas de narcotraficantes, Los Zetas y sus antiguos aliados del cártel del Golfo, que también se dedican a extorsionar y secuestrar.

Fuente: AFP