Nota de EU89.7
Fiscal General: “Estamos dispuestos a dialogar, pero la justicia no es negociable”

Después de una semana de noticias intensas, que incluyen el comunicado del presidente Jimmy Morales en que declaró non grato al jefe de la Comisión Internacional contra la Impunidad en Guatemala (Cicig), Iván Velásquez, la fiscal general Thelma Aldana ha estado en el centro de ese torbellino. Ella quien tomó en serio las intenciones presidenciales, …

Continuar leyendo “Fiscal General: “Estamos dispuestos a dialogar, pero la justicia no es negociable””

Después de una semana de noticias intensas, que incluyen el comunicado del presidente Jimmy Morales en que declaró non grato al jefe de la Comisión Internacional contra la Impunidad en Guatemala (Cicig), Iván Velásquez, la fiscal general Thelma Aldana ha estado en el centro de ese torbellino.

Ella quien tomó en serio las intenciones presidenciales, inicialmente puestas a circular como un rumor, de que iba a procurar la salida del titular de CICIG. Aldana anunció que presentará su renuncia si se concreta la expulsión del comisionado.

Ahora, la Fiscal General ha dicho que si el mandatario da marcha en su decisión, existe una posibilidad de un acercamiento del Comisionado, ella y el Presidente.

La jefa del Ministerio Público (MP) estuvo presente en el programa A Primera Hora en donde puso de manifiesto su postura, respecto de la crisis institucional que está experimentando Guatemala.

¿Esta ha sido una de las semanas más duras desde que asumió el cargo?

Efectivamente. Ha sido, a mi juicio, el momento más difícil.

¿Por qué la cuesta tan empinada?

Porque traíamos un ritmo de trabajo con el Comisionado, que se ve interrumpido de manera inesperada. No teníamos idea de que esto iba a suceder, hasta hace pocos días. No pensamos en que se fuera dar una situación de esta naturaleza.

¿Ve posibilidades de que el Presidente dé marcha atrás en su decisión?

No sé si pueda dar marcha atrás. Lo que sí creo es que debe darse un esfuerzo de diálogo. En una crisis el mecanismo debe ser el diálogo.

Usted dijo: ‘Si el Comisionado se queda, podríamos reunirnos con el Presidente’, ¿es una decisión o surgió en la conferencia de prensa?

Salió a raíz de una pregunta de la prensa. Pero creo que el diálogo debe agotarse y que es importante dialogar para conocer cuáles son las quejas del señor Presidente. No tengo claro cuáles son sus inconformidades que él tiene. Si hay aspectos que haya que corregirse, creo que lo podemos hacer. Si no hay diálogo no podemos sabe qué es lo que está sucediendo.

¿Cómo se imagina la reunión con el Presidente, usted y el Comisionado?

Me imagino exponiéndonos él sus inconformidades, y nosotros analizándolas para darles respuestas.

¿Podrían corregirse algo?

En la medida en que haya una explicación, y que nosotros podamos corregir, desde luego que no sea cambiar una investigación, podemos hacerlo. La justicia no es negociable.

¿Están los lazos rotos entre el Presidente y el comisionado Velásquez?

Por parte del Comisionado me parece que no. Le pregunté ayer si eventualmente se diera un encuentro con el Presidente, si él estaría de acuerdo en asistir. Dijo que sí.

¿Cuándo fue la última reunión entre usted, el Comisionado y el Presidente?

La última vez que coincidimos los tres, fue el 16 de mayo de este año en el MP cuando presenté el informe de trabajo. Fue una reunión cordial.

El 24 de marzo de 2017, el Presidente dijo: “Aquí nadie tiene seguro su puesto… yo no estoy pensando en sacar al Comisionado, pero el Presidente sí puede hacerlo”. ¿No cree que desde entonces el Presidente estaba pensando en lo que ocurre ahora?

No. Más bien me pareció una expresión del Presidente.

Además dijo: ‘No debe entregarse la lucha contra la corrupción a dos o tres personas’…

La lucha contra la corrupción es de todo un país, lo importante es que cada habitante demos muestra de que no es un discurso sino con acciones luchemos contra la corrupción.

Usted ha dicho que la salida del Comisionado favorecería a algunas estructuras criminales…

Lo que sucedes es que la ONU tiene un mecanismo para elegir a quien podría eventualmente dirigir la Cicig, y ese mecanismo tarda. A mí me aceptan la renuncia hoy e inmediatamente hay un fiscal. Con el mecanismo de ONU puede tardar entre tres y cuatro meses esa designación, y necesitamos que haya una persona al frente de la Comisión.

¿Sería arduo para la ONU encontrar un jurista que quiere asumir el cargo en la Cicig?

Claro, sería difícil. Habrá qué pensar quién quiere un trabajo de esta naturaleza, sabiendo que por su trabajo lo pueden expulsar del país

El expresidente Otto Pérez dijo que el Comisionado debería irse por dignidad…

El Comisionado, por dignidad, no debe renunciar. Ha sido consecuente con los principios de trasparencia.

¿Qué podría detener al Presidente en su decisión?

Es una respuesta que el Presidente debería dar.

¿Es viable que el Presidente pudiera dar pruebas de descargo en el caso del financiamiento electoral?

Esas pruebas deberían presentarlas en el Congreso, si la CSJ decide dar trámite al antejuicio. Sería ante la comisión del Congreso donde puede presentar sus medios de prueba.

¿Cómo están los ánimos de la Feci?

Están bien, preparándose para todas las audiencias y para el trabajo arduo. Continúan las investigaciones con los equipos de Cicig. No se pueden detener. Tenemos que seguir con nuestro trabajo y atender la crisis que viv e el país.

¿Cuál es su status del planteamiento de su renuncia?

No contaba con la resolución de la CC de manera provisional por ser un hecho notorio suspendió la decisión presidencial. Yo estoy a la espera del fallo final de la CC. En consecuencia estamos en espera de la resolución definitiva para tomar una decisión. Reitero que si el Comisionado es expulsado del país yo presento mi renuncia como Fiscal General.

¿Y si la decisión de irse es del Comisionado?

Si la decisión es voluntaria de salir del país, yo continuaría en el MP.

¿No puede trabajar sola en el MP?

He insistido en explicar que el único mecanismo que encuentro de propuesta ante la expulsión del comisionado es presentar mi renuncia al cargo. Yo puedo trabajar sola en el MP y cualquier lugar con absoluta independencia, sin estar sometida a un poder legal o fáctico.

La audiencia pregunta, ¿para cuándo Odebrecht o Transurbano?

Para cuando estén listos los casos. No podemos presentarlos ante los órganos jurisdiccionales, si no hemos concluido las investigaciones. Oderbrecht está bastante avanzado, pero hay detalles que deben profundizarse, pero no depende de nuestra agenda.

En algunas investigaciones requerimos de auditoría de la CGN se puede tratar 3, 4 o 6 meses, o necesitamos una auditoria de la SAT, de repente lo que necesitamos una asistencia legal internacional que también excede a nuestro control de agenda

Los casos que investigamos dependen en 99% de la colaboración de personas que nos van brindando información, y dependiendo de la forma como atiendan nuestra petición, avanzan los casos.

¿Cómo va la investigación contra la Secretaria del MP, Mayra Veliz?

Será importante que invitaran a Mayra Veliz para que ella comente los casos en los que supuestamente se le quiere vincular. Lo que he manifestado es que cuando decidí que ella fungiera como secretaria, la sometí a una serie de pruebas, verifique su perfil económico y pruebas de confiabilidad. Pasó la prueba del polígrafo.

Igual, ¿se le está investigando?

A cualquier persona se investiga. Hay querellas de Fundación contra el Terrorismo, y se están investigando.

¿Con la salida del Comisionado se perjudica al MP… no puede trabajar sólo?

He reiterado que el MP puede trabajar, aún sin la Cicig. El problema no es el MP, son las estructuras criminales incrustadas en el Estado lo que justifica la permanencia de Cicig en el país. Ahora, ¿Estará el Estado guatemalteco en disposición de expulsar definitivamente a las organizaciones criminales, que constantemente quieren apoderarse del Estado… estaré en disposición de luchar contra la corrupción?

¿Por qué no se presentó la información del financiamiento electoral ilícito del FCN-Nación y el antejuicio contra el Presidente, cuando se presentó la de UNE y Lider?

El antejuicio contra el Presidente teníamos que presentarlo cuando presentamos los antejuicios de la UNE y de Lider. Pero expliqué que teníamos una información que el miércoles de esa semana nos entregó el Registro de Ciudadanos y teníamos que analizarla para poder presentar en definitiva la solicitud de antejuicio.

El jueves se procedió al análisis de esa información y el viernes, ya incluyendo lo del RC, estaba listo el expediente, muy voluminoso. Había que sacar muchas fotocopias. Esa labor se había iniciado 15 días antes.

¿Qué fue lo que le hizo pensar que el rumor de expulsión del Comisionado era cierto?

Yo me enteré a partir de la publicación que hizo José Rubén Zamora. Me pareció que tenía sentido y lo que hice fue verificar si el Presidente tenía una reunión en la ONU. Lo verifiqué. Lo importante es que esa información dejó de ser un rumor.

El vocero Heiz Hiemann dijo que usted cometía chantaje al decir que renunciaría de si puesto si se iba el Comisionado…

Me da mucha pena porque creo que el portavoz presidencial debe manejar bien los términos. Estar en un puesto y renunciar a él, es un derecho de una persona. El debe diferenciar entre lo que es un derecho democrático y un chantaje.

¿No cree que valdría la pena reunirse de inmediato con el Presidente?

Creo que es prudente esperar a cómo evolucionan los acontecimientos. Está pendiente una resolución final de la CC.

¿Qué pasa si el Congreso niega el antejuicio contra Morales?

La solicitud tiene un procedimiento legal: La Corte Suprema de Justicia conoce la solicitud de antejuicio y decide si la traslada o no al Congreso. El expediente pasa a una comisión pesquisidora que después entrega el informe al Pleno y este decide. Ese es el procedimiento legal para luego conocer la resolución final, con el fin de decidir qué acción debemos continuar.

¿Cómo supo usted que el Presidente no había pedido a la ONU la remoción del Comisionado?

Cuando estaba en la conferencia de Prensa me comunique con el Ministro de Gobernación y le pedí favor si podía establecer si el Presidente había solicitado o no la remoción del Comisionado, porque por medio de Comunicación sabíamos que sí lo había hecho.

Él se comunicó no sé con quién, y de manera inmediata me informó que no se había solicitado la remoción del Comisionado. Yo lo hice del conocimiento de la Prensa.

¿Corre peligro el Comisionado en Guatemala?

Es lamentable que en un país que añora la paz, muchas personas tengamos que trabajar bajo amenazas de muerte. Yo me niego a trabajar en esa forma. Al final entendemos que hay estructuras criminales fuertes en Guatemala que quieren enquistarse en el poder y lanzan amenazas de muerte.

¿Hay amenazas contra el Comisionado?

No he dicho eso. No puedo confirmar que él haya recibido amenazas de muerte.

¿Cómo ve el apoyo a Cicig?

El respaldo ha sido unánime, y me preocupa que los apoyos que Guatemala recibe de la comunidad internacional se pierdan por una decisión presidencial.

¿Qué piensa de que algunos digan que se trata de un golpe de estado de la izquierda?

Me parece hasta ridículo asegurar que a izquierda dé un golpe de estado. Nuestro país debe estar unido por la paz y la democracia, y rechazar cualquier intento de manipular esta crisis que estamos viviendo.

¿Qué piensa de que los extremistas sean algunos de sus detractores?

He manifestado que soy de derecha con un pensamiento progresista sobre la base de los derechos humanos. Solo conozco la derecha porque en Guatemala solo ha gobernado la Derecha. No tengo idea de cómo funciona un gobierno de izquierda.

¿Por qué no ir detrás de Sandra Torres, pero sí detrás de Orlando Blanco?

De acuerdo con la Ley Electoral y de Partidos Políticos, los representantes de los partidos son los secretarios generales, en 2015 era Orlando Blanco.

¿Qué habría pasado si se hubiera implantado un estado de sitio?

Hubiera sido lamentable porque hubiera sido coartar la libertad de los guatemaltecos de expresión. No hay razón para decretar un estado de prevención sino al contrario, debe fortalecerse los mecanismos de expresión ciudadana.

¿Qué debe corregirse en el MP?

Hace falta mucho por hacer. De 340 municipios que tiene Guatemala, solo tenemos fiscalías en 36. La ausencia del MP en el país es del 90%. Eso no es atribuible a ningún fiscal sino al Estado que históricamente no ha querido fortalecer la presencia del ente investigador en todo el país.

¿Qué le dice a quienes están en prisión preventiva sin ser culpables y que no logran resolver su situación?

El mensaje es para el Organismo Judicial y, particularmente, para la Corte Suprema de Justicia (CSJ). Es urgente fortalecer los juzgados y tribunales para agilizar los casos, pero también hay que reconocer que la defensa hace uso de todos los mecanismos para sus clientes. Así funciona el estado de derecho. Hay que diferenciar el litigio malicioso y el uso de la defensa en juicio.

¿Cuál es el peor escenario que usted vislumbra?

Quiero pensar en positivo. En esperanza… en salir de la crisis. Tengo mucha fe en que Guatemala ha iniciado un camino que no tiene retroceso, que al final vamos a ver una luz de justicia y de cambio y que tenemos que ser muy fuertes para continuara en esa lucha.

¿Cuál sería el escenario más positivo?

El diálogo. Hablar con el Presidente es fundamental.

¿Si hubiera una convocatoria para qué se sentaran y conversaran, usted estaría dispuesta a participar?

Por supuesto. Es justamente lo que acabo de decir. Cualquier entidad que quiera propiciar el diálogo de buena fe, yo podría participar.

¿Y si hay un antejuicio de por medio?

El Presidente, hoy más que nunca, debe tener fortaleza, porque teniendo el juicio de su hijo y de su hermano, y un antejuicio en su contra, debe anteponer que él es el jefe de la unidad nacional y buscar una solución. Todos vamos apoyarlo en sus decisiones que favorezcan el bienestar de los guatemaltecos.

Un mensaje suyo que pueda darle tranquilidad a los guatemaltecos… hay tensión en el país…

Claro que hay tensión y hay crisis. Lo que estimo es la tolerancia y el diálogo como mecanismo adecuado para ir buscando la solución a esta crisis. Tenemos que tener la madurez necesaria para enfrentar la crisis.

Usted dijo que no puede asistir el viernes 1 de septiembre a los 15 años del Programa A Primera Hora porque tiene otro compromiso…

A la hora que me proponen no es posible, porque recibí una invitación de la primera dama. Será la presentación de los Servicios Integrados para el Empoderamiento de las Mujeres inspirado en Ciudad Mujer, el 1 de septiembre.

Yo tengo mucho interés de participar en esa reunión porque conozco como funciona ese proyecto y me parece importante que la primera dama quiera abrir uno de esa naturaleza en el país.

De hecho ya habíamos presentado el antejuicio contra el Presidente cuando recibí la invitación. Yo pedí que le preguntaran si ella no se sentía incómoda con que yo asistiera a la reunión por todo lo que está ocurriendo en el país. La respuesta fue que no hay problema.

¿Cómo recibe usted esa actitud?

Me parece correcta, porque ella tiene que seguir con su función.

Escuche nuevamente el programa aquí: ▼