Nota de EU89.7
Rosenthal se declara culpable de lavar dinero de narcotraficantes

Acusado reconoció haber prestado servicios financieros a importantes narcotraficantes.

Yankel Rosenthal Coello, exministro del actual gobierno de Honduras y expresidente del club de fútbol hondureño C.D. Marathón, se declaró el martes culpable de un delito de lavado de dinero del narcotráfico, del cártel Los Cachiros entre otros, informó la fiscalía de Nueva York.

El influyente empresario de 48 años, exministro de Inversiones del presidente Juan Orlando Hernández, admitió su culpabilidad al “intentar participar en transacciones monetarias en propiedades derivadas de delitos de narcotráfico en 2013”, indicó el ente acusador en un comunicado.

Rosenthal reconoció ante una corte federal de Manhattan haber prestado servicios financieros a importantes narcotraficantes, entre ellos a un jefe de Los Cachiros, un violento cártel que traficó toneladas de cocaína a Estados Unidos antes de ser desmantelado por la agencia antidroga estadounidense, la DEA.

Según la fiscalía del distrito sur de Nueva York, Rosenthal buscó lavar dinero a través de la compra de bienes raíces de Estados Unidos, de contribuciones políticas en Honduras, e incluso de inversiones en el equipo de fútbol C.D. Marathón.

Documentos de la acusación señalan que Rosenthal prestó servicios financieros a “múltiples” narcotraficantes desde al menos 2009.

El exministro, arrestado en el aeropuerto internacional de Miami en octubre de 2015, enfrenta una pena máxima de 10 años.

Su sentencia será dictada el 19 de enero de 2018 por el juez John Koeltl.

Los Rosenthal: política y drogas

Rosenthal Coello no es el único miembro de esta prominente familia hondureña que esta vinculado a Los Cachiros.

La fiscalía recordó que Rosenthal está incluido desde 2015 en el listado de “traficantes de narcóticos especialmente designados” de la Oficina de Control de Activos Extranjeros (OFAC) del Tesoro estadounidense.

En esta lista también están su tío Jaime Rosenthal Oliva, exvicepresidente y exlegislador de Honduras, y su primo Yani Rosenthal Hidalgo, también exlegislador y dos veces candidato a la Presidencia de Honduras.

Rosenthal Hidalgo, que se entregó a la justicia estadounidense en octubre de 2015, ya se declaró culpable de lavar dinero para Los Cachiros el 26 de julio. Será sentenciado el 13 de octubre, también por el juez Koetl.

Rosenthal Oliva, el patriarca de 81 años, permanece en arresto domiciliario en Honduras y el gobierno estadounidense busca extraditarlo.

Los Rosenthal fueron acusados en octubre de 2015 por la fiscalía de Nueva York de utilizar entidades asociadas al holding familiar Inversiones Continental para lavar dinero de Los Cachiros. La designación de la OFAC también incluye a sus negocios, lo cual permitió el bloqueo de millones de dólares del grupo.

El apoyo del hijo de Lobo

La fiscalía de Nueva York informó además que otro acusado en este caso, Andrés Acosta García, se declaró culpable de lavar dinero para Los Cachiros entre 2004 y 2015.

Colaborador de Rosenthal Oliva y Rosenthal Hidalgo, Acosta se entregó a las autoridades estadounidenses en diciembre de 2015 y admitió su culpabilidad en el lavado de activos provenientes del tráfico de drogas el 16 de agosto pasado.

Al igual que Rosenthal Coello, Acosta arriesga un máximo de 10 años de prisión por este delito. Su sentencia se espera para el 12 de enero de 2018.

“Aunque fueron intentos de blanquear ganancias malhabidas, Rosenthal y Acosta se enfrentan a un tiempo significativo de prisión”, dijo el fiscal Joon H. Kim.

La fiscalía destacó además que “varios aspectos del esquema de lavado de dinero de Los Cachiros en el que Acosta participó también recibieron el apoyo de Fabio Porfirio Lobo”, hijo del expresidente de Honduras Porfirio Lobo (2010-2014), que aguarda sentencia por narcotráfico el 5 de septiembre en Nueva York.

Fabio Porfirio Lobo, de 45 años, fue capturado por la DEA en Haití en mayo de 2015 y desde entonces está encarcelado en Nueva York, donde se declaró culpable de narcotráfico.