Nota de EU89.7
Presidente de Anam y analista debaten acerca de expresión de guerra del alcalde Arzú

Frente a 200 alcaldes aglutinados en la Asociación Nacional de Municipalidades (Anam), el alcalde capitalino Álvaro Arzú expres: “Yo firme la Paz, pero también puedo hacer la guerra”. En la misma actividad, el jefe edil aseguró estar a favor de la lucha contra la corrupción, pero no que la abanderen los que él describe como …

Continuar leyendo “Presidente de Anam y analista debaten acerca de expresión de guerra del alcalde Arzú”

Frente a 200 alcaldes aglutinados en la Asociación Nacional de Municipalidades (Anam), el alcalde capitalino Álvaro Arzú expres: “Yo firme la Paz, pero también puedo hacer la guerra”.

En la misma actividad, el jefe edil aseguró estar a favor de la lucha contra la corrupción, pero no que la abanderen los que él describe como los que “han vivido del chantaje y la extorsión”.

Sus comentarios se dieron en apoyo al presidente Jimmy Morales, que ayer recibió un revés de la Corte de Constitucionalidad (CC), respecto de su decisión de expulsar del país al jefe de la Comisión Internacional contra la Impunidad en Guatemala (Cicig), Iván Velásquez.

Para analizar el contexto en que se dieron los comentarios de Arzú, que en otras ocasiones ha provocado escozor por sus polémicas posiciones, en el programa A Primera Hora estuvieron presentes el alcalde de Villa Nueva, Edwin Escobar, presidente de la Anam, y Aníbal García, excandidato presidencial y exdiputado.

Ambos coinciden en que es necesario respetar el estado de Derecho y promover la institucionalidad para lograr la unidad nacional, pero divergen en torno a las verdaderas intenciones del alcalde de Guatemala.

EDWIN ESCOBAR

Hay que poner las cosas en el contexto que se estaba dando en esa reunión de urgencia de alcalde. En ese momento yo no vi al alcalde Arzú exaltado, llamando a la sedición o a la guerra del país.

Él hacía referencia al comunicado que publicamos ayer, a la concordia, a la unidad nacional y que respetemos el estado de Derecho y que no rompiéramos el orden constitucional.

Estamos divididos, es cierto. El domingo yo llegaba de México, y dije que tenía dudas sobre la legitimidad y legalidad de la decisión de la CC. Hay que respetarla y acatarla.

El Presidente tiene apoyo de alcaldes

El presidente Jimmy Morales goza del apoyo de los alcaldes, una vez se mantenga respetuoso de la ley y de la institucionalidad. El alcalde Arzú comentaba sobre los temores del rompimiento constitucional.

La Anam estaba evitando que los alcaldes movilizaran gente. Guatemala no necesita dividirse, necesita unirse.

Respecto de la decisión de la CC, habría que analizar una decisión dividida, 3 a 2. Según nosotros, los alcaldes, el Presidente actuó en Derecho y en Ley.

Reunión de urgencia nacional

El domingo los alcaldes promovimos una reunión de urgencia nacional. El lunes tuvimos la reunión, sin saber que la CC iba a resolver.

El alcalde Arzú comenzó a decir: ‘queremos un estado de Derecho, no de desecho’. Se refería a hacer la guerra a quienes quieren el estado de desecho.

El mismo Presidente dijo: ‘Álvaro Arzú firmó la paz y mi tarea es mantenerla’. El lobo seguirá siendo el malo mientras la historia la siga contando la Caperucita Roja.

Orden constitucional

Hay que tener la foto completa de lo que ocurrió ayer, que fue en el marco del llamado al orden constitucional y del respeto del estado de Derecho, y el alcalde Arzú comentó ‘queremos un estado de Derecho, no de desecho’.

Él va a mantener la paz para quienes quieren un estado de derecho y la guerra para quienes quiere un estado de desecho.

Mejor pregúntenle a Arzú.

Debe seguir la lucha contra la corrupción

Muy fácil para muchos separarse de la crisis y del cargo y tomar la opinión de la mayoría. El acuerdo de todos es que debe seguir la lucha contra la corrupción y la impunidad, y el respeto al estado de Derecho.

Llamamos a respetar y acatar la resolución de la CC. Lo que hicimos fue lo correcto. En lugar de movilizar gente, llamamos a los alcaldes para que estos momentos difíciles sean de unidad.

Reconocemos que Iván Velásquez ha hecho un buen trabajo con la fiscal Thelma Aldana y el ministro de Gobernación Francisca Rivas. Lo que pedimos es que se respete el debido proceso.

¿Hubiera habido movimiento de alcaldes?

No en representación de Anam. Hubieran sido movimientos individuales.

¿Los alcaldes iban porque se quedara Iván Velásquez?

En ningún momento se mencionó a Iván Velásquez en la reunión, porque no es un problema entre Jimmy Morales e Iván Velásquez. Lo que hicimos fue respaldar el estado de Derecho y el debido proceso. Ya con amparo en suspensión definitiva, tenemos que acatar la orden.

El presidente habla de justicia selectiva…

Queremos una justicia pronta, honesta y oportuna. Mientras no exista una justicia honesta. Lo que se está pidiendo es venganza. La justicia no puede ser selectiva.

ANIBAL GARCÍA

 

Hay que valorar que la crisis que estamos evidencia graves problemas en la sociedad, pero es una enorme oportunidad para que identifiquemos la ruta para solucionar los problemas.

Lo dicho por el alcalde Arzú debe analizarse desde cuatro puntos: político, humano, legal y sociológico.

  • Político: Su comentario es una soberana imprudencia y denota que hay un temor de qué pueda seguir en el proceso de investigaciones de MP y de Cicig. Siendo él quien debe reflexionar sobre las expresiones que emite.
  • Humano: Parece ser que la arrogancia es parte del ADN del alcalde, que en otras ocasiones ya ha dado muestras de su carácter.
  • Legal: El alcalde Arzú tiene un antecedente gravísimo que los tribunales declararon ilegal, una broma. El Código Penal es clarísimo en cuanto a que puede existir una incitación pública.
  • Sociológico: En este país hay quienes siguen creyendo que Guatemala sigue siendo la patria del criollo.

¿Cómo lee lo que dijo el alcalde Arzú?

Me parece grave. Por eso dije que hay que verlo desde las cuatro perspectivas. La metida de pata se la podrán perdonar sus seguidores, pero el tema es legal. Tenemos que tener claro que el señor Arzú estuvo y está en un punto en el que cualquier persona podría plantear un antejuicio en su contra.

El dicho dice ‘explicación no pedida, culpa aceptada’. Luego, sale la Municipalidad con un comunicado en el que explica que el alcalde no quiso decir eso (hacer la guerra).

El problema es que ayer estábamos a punto de escuchar una sentencia de la CC relacionada con un amparo. En ese momento, cualquier amenaza, cualquier instigación a no respetar cualquier situación judicial, puede ser objeto de demanda legal.

La tarea de todos

Ayer escuché dos términos en la sesión de alcaldes: el de estado de Derecho y el de institucionalidad. Esa debería ser la tarea de todos. Pero hay que recordar que Arzú en reiteradas oportunidades ha comentado exabruptos.

Hay que tomar en cuenta el público que tenían reunidos ayer… hay 200 denuncias contra alcaldes. En conclusión, la carta del Presidente, dadas sus características formales, es nula de pleno derecho.

Lo que no se vale en este momento, es ser imprudente. La sociedad está en vilo y puede ser peligroso cualquier comentario que pueda promover la confrontación.

Resonancia del Gobierno

Me preocupa la tendencia manifiesta de todos los gobiernos, arropándose en los alcaldes. El PP, la UNE, el FRG y ahora el FCN buscan el respaldo de los alcaldes. Debemos reflexionar sobre la legitimidad de los alcaldes para poder ser la voz de resonancia del Gobierno.

Son más de 200 expedientes contra alcaldes, el 90 por ciento está con problemas legales. Uno no puede dejar de ver que ayer estaba a punto de emitirse una resolución importantísima y fundamental, y desde el domingo había un amparo provisional. El Presidente no dio la cara para decir yo voy a atacar esa resolución.

Arzú dijo que el Estado estaba representado en esa reunión. Esas palabras son tendenciosas y no es compatible con la sociedad civil. Eso coronó con una expresión de guerra.

El Presidente dice que la población ‘no quiere una justicia corrupta que lambisconee…‘

El Presidente siente que está siendo perseguido discrecionalmente, y ese ha sido un argumento reiterado en ciertos sectores de la sociedad. Lo más responsable es que prevalezcan las reglas del estado de Derecho.

Se habla de selectivo. Tampoco es argumento para que no me sigan a mí.

Con información de la agencia: AFP