Nota de EU89.7
Instancia judicial suprema de Francia rechazó demanda feminista

125 carteles representan siluetas femeninas en poses a veces lascivas.

Carteles con siluetas de mujeres delgadas, con tacones altos y poses sensuales desencadenaron la ira de feministas en un pueblo del este de Francia pero la instancia judicial suprema del país zanjó  la controversia y decidió mantenerlos.

El Consejo de Estado estimó este viernes que la exposición pública de las siluetas femeninas en la localidad alsaciana de Dannemarie no constituía una “afrenta grave” a la dignidad humana, como lo había denunciado el colectivo feminista “Effronté-e-s” (Descaradas).

Instalados en junio en las calles del pueblo por la municipalidad para “celebrar el año de la mujer”, los 125 carteles que representan siluetas femeninas en poses a veces lascivas, partes del cuerpo femenino y accesorios, habían sido denunciados por “Descaradas” como “portadores de estereotipos de género”, “discriminatorios” o “claramente sexuales”.

A principios de agosto, el tribunal administrativo de Estrasburgo (este) había dado la razón al colectivo feminista y tras la polémica obligó a la municipalidad a retirar las siluetas por considerar que ilustraban “una concepción de la mujer inspirada en estereotipos por momentos obscenos, caricaturales y reductores a una función de objeto sexual”.

Oponiéndose a la medida, habitantes del pueblo habían “adoptado” en sus casas algunas de las siluetas femeninas, instalándolas en sus balcones.

El Consejo de Estado estimó finalmente que “aunque los carteles puedan ser percibidos como portadores de estereotipos degradantes para las mujeres, o en algunos casos como de un gusto dudoso o inútilmente provocador, su instalación no puede ser considerada como una afrenta grave y manifiestamente ilegal al derecho al respeto de la dignidad humana”, extremo que la instancia judicial hubiese tenido que constatar para poder obligar a retirarlos de la exhibición pública.