Nota de EU89.7
Erase una vez el año de 1986 en Guatemala…

  La primera vez que escuche Mecano fue en una venta de discos ubicado en el centro comercial Monserrat, que allá por 1986 era uno de los centros comerciales más populares. Donde estaba el famoso tecolote. Como olvidar el México del 86, tan cerca de nosotros en Guatemala ¿ lo recuerdan ? Caminando unas cuantas …

Continuar leyendo “Erase una vez el año de 1986 en Guatemala…”

 

La primera vez que escuche Mecano fue en una venta de discos ubicado en el centro comercial Monserrat, que allá por 1986 era uno de los centros comerciales más populares. Donde estaba el famoso tecolote.

Como olvidar el México del 86, tan cerca de nosotros en Guatemala

¿ lo recuerdan ?

Caminando unas cuantas cuadras hacia el sur llegábamos a los campos de la colonia Monserrat, donde un DC9 de carga se precipitó. La Mateo Flores era una calle sencilla de tierra y que en su mayoría, era transitada por las personas que asistían a una iglesia evangélica fundada en una carpa. Subíamos el periférico y a lo lejos divisábamos el Walt Disney de los chapines, nada mas y nada menos que el parque de juegos temático Buena Ventura. Era maravilloso este lugar. Enfrente estaba Esquilandia y si caminábamos hacia la zona 2 encontrábamos el hipódromo del norte y su maravilloso resbaladero gigante y su magnifico tren.

Los juegos de los helados gloria eran únicos. Si tomabamos toda la sexta avenida, pasábamos por Pumper Nicks, frente al reloj de flores. Buscando la avenida las americas disfrutábamos de los caballitos y al finalizar encontrábamos a Panchito, el famoso avioncito para celebreaciones especiales.

Asi era nuestra infancia. Ir hacer mandados con mama al centro era una odisea, pero nuestra recompensa venia cuando al medio dia nos llevaban a la plaza vivar. Alli se ubico el primer food court en Guatemala. A unos cuantos metros estaban las famosas mixtas Frankfurt, Wimpy y Tambasco.
Que bonito era salir de paseo por la zona 1. Era tradición pasar a comprar mantequilla lavada al mercado central y tomarse una foto con las palomitas frente a la catedral.

Era 1986 y en la radio sonaban todo tipo de anuncios. No era prohibido anunciar marcas de cigarrillos, Banex hacia la invitación para depositar los ahorros allí. LLoyds Bank tenía la mejor tasa de interés, el diamante Enrique Trapo Torrebiarte era frecuentado para disfrutar los partidos de Baseball con el recordado Abdon Rodriguez.