Nota de EU89.7
Julio Héctor Estrada: “El Ministro de Finanzas no es omnipresente; no sabía si había pactos específicos”

La medio digital Nómada publicó ayer un audio en el que se escucha el ministro de Finanzas Públicas, Julio Héctor Estrada, durante unas conversación en la cual se supone, discute sobre algunos planteamientos que sugieren un pacto de la impunidad entre el Congreso y el Ejecutivo. El sabía, se lee entre líneas, lo de la …

Continuar leyendo “Julio Héctor Estrada: “El Ministro de Finanzas no es omnipresente; no sabía si había pactos específicos””

La medio digital Nómada publicó ayer un audio en el que se escucha el ministro de Finanzas Públicas, Julio Héctor Estrada, durante unas conversación en la cual se supone, discute sobre algunos planteamientos que sugieren un pacto de la impunidad entre el Congreso y el Ejecutivo.

El sabía, se lee entre líneas, lo de la aprobación del decreto 14-2017, del financiamiento electoral ilícito, del 15-2017, relativo a la conmutación de penas, que fueron aprobados por 107 diputados, y que después fueron derogados, según acuerdo legislativo publicado hoy en el Diario de Centro América.

Para dilucidar el asunto, el programa A Primera Hora se comunicó por la vía telefónica con el funcionario.

Señor ministro, Julio Héctor Estrada, ¿cuán enterado estaba usted de lo que se estaba pactando entre el Ejecutivo y el Legislativo?

Yo estoy en contra de lo que pasó el 13 de septiembre en el Congreso, por las implicaciones que eso tuvo en la lucha contra la lucha contra la corrupción y la impunidad… en la forma y en el contenido.

Yo no estaba enterado de nada, más que sólo de que algo iba a pasar. Los periodistas decían que algo iba a pasar.

Yo quiero pedir a la gente si puede escuchar los audios… en la nota (de Nómada) no se dice nada. Lo único que yo conocía era del financiamiento de partidos políticos… son pedazos de conversaciones los que se publican, que tiene errores, párrafos incompletos.

Yo decía que nada debería hacerse a la carrera, que a lo pirata no sale nada bien. Yo estaba hablando de tiempos atrás, de cosas que necesitan reformas, pero no de que en el Congreso iban a pasar las leyes que fue lo que pasó, menos en relación con la conmutación de penas.

Según la publicación, usted decía que la reforma beneficiaría a los familiares del Presidente…

Ese añadido no lo dije yo.

¿Por qué estaba hablando usted de ese tema con el Presidente?

Ni siquiera estaba hablando con el Presidente. Alguien, durante la conversación, que no recuerdo, me habrá preguntado sobre ese asunto, fue mi opinión personal. Es una grabación, probablemente ilegal. Ellos (los familiares del Presidente) están en un proceso… etapas legales que tendrán que seguir.

Usted habla de no lanzarse a lo pirata, sin discusión en el Congreso…

Mi línea siempre ha sido la de presentar los temas de forma abierta y transparente, no estoy completamente seguro de que se hubiera hablado de ese tema porque son pedazos de una conversación las que se publicaron. Pasó, y ahora se cerró un espacio para aprobar temas importantes.

El 13 de septiembre el Presidente elogia a los diputados en el Congreso;  diputados apoyan el Presidente, él dice que verá si veta lo acordado por los parlamentarios…

Yo no puedo decirlo. El Ministro de Finanzas no es omnipresente. Yo he hecho mi mejor esfuerzo, no sabía si había pactos específicos. Él me preguntó si sería buena idea que vaya al Congreso ese día. Yo le respondí que sí, que él ha sido respetuoso de la institucionalidad. Pero esa es una recomendación por mantener la posición institucional.

Usted recibió llamadas telefónicas, cuando se declaró non grato a Iván Velásquez. ¿Cómo le pareció esa actitud del Presidente?

Habíamos hablado con el Presidente que había que tomar alguna decisión mucho más mesurada, porque eso podría tener implicaciones para el país. Así, como se hizo en la ONU. Plantear que había diferencias, inconformidades, para iniciar un caso por la vía correcta, como lo había planteado el Canciller (Carlos Raúl Morales).

El viernes me quedé tranquilo, el sábado me quedé tranquilo. Pero el domingo me encuentro con el susto de que había pasado el non gratro. Él (Presidente) dijo que no fue una decisión discutida en Gabinete… uno mantiene el respeto a las decisiones del Presidente.

¿Hubo algunos comentarios contrarios a esa decisión en el Gabinete?

Si comenzaron a darse algunas diferencias. Había posiciones más conciliadoras y otras más de continuidad en ese desencuentro. Lo que sí comenzó a pasar es que el país comenzó en un espacio de conflictividad y pérdida de credibilidad, que afecta la capacidad de actuar del Gobierno en pro del desarrollo nacional.

¿Usted contempló renunciar en ese momento, junto con los ministros de Trabajo y de Gobernación?

Nos reunimos en equipo. Hablamos con otros ministros. Pero decidimos que era el momento de que todo debería caminar en la forma correcta, en tiempos de crisis.

La renuncia en bloque, ¿por qué se da después del discurso del Presidente en la ONU?

Es una coincidencia. Nosotros habíamos presentado la renuncia desde el lunes anterior, en la tarde. Sin embargo, el mismo Presidente nos había solicitado que no se hiciera pública la renuncia, por lo menos hasta que él no diera su discurso en la ONU. Entonces se esperó a eso. Después al día siguiente había una manifestación, entonces por eso lo hicimos el día que se hizo.

¿Usted coincide con la percepción de que sus renuncias se dieron después del discurso del Presidente en la ONU?

No habíamos hecho un análisis del discurso presidencialo. Sí habíamos expresado que no era buena idea ese discurso. De todas formas, todo lo que él hubiera dicho iba a ser mal interpretado. No había buenos discursos disponibles en ese momento.

¿Participó usted en la reunión de la Nunciatura?

No. No estuve presente.

Se habla de que el Presupuesto 2018 era la moneda de cambio para que aprobaran leyes que favorecieran al Presidente…

Esos son temas que se contaminan con el entorno político. Para el 21 de junio ya se había presentado el presupuesto de Salud, de Educación, de Comunicaciones, con las propuestas del BID.

Todo eso pasó mucho después. Entonces nadie dijo que había un pacto. No me queda más que mostrar el trabajo que hemos hecho. El mismo listado geográfico de obras se hizo público. Acompañado de la sociedad civil, de la comunidad internacional.

Al Ministro de Economía lo despidieron por WathsApp, Cándida Rabanales de la SBS se enteró por los medios, lo mismo le pasó a Heidy Estrada…

Son decisiones del Presidente y la estrategia de comunicación. Es un área en la que no tenemos injerencia. Uno puede recomendar y hacer sugerencias, pero él es el Presidente y puede tener decisiones de que las cosas que según él van salir de la mejor manera.

En el caso del Bono presidencial del Ejército, usted dijo que no estaba al tanto…

A uno le van cerrando los espacios de trabajo. Hay secreto militar en los usos financieros. Hemos dicho que se suba a Guatenominas. Ahora lo están avanzando, pero yo que he sido el responsable de decir no a muchos bonos para muchas personas que lo merecen… y luego sale eso, no es un misterio. Con que credibilidad me paro ahora para decir que no hay bono navideño extra. Eso nos sorprendió, fue una manera de sorprender… no genera confianza.

Usted dijo que se autorizaba el 11 por ciento de aumento para el magisterio, renunciaba…

No existe el espacio presupuestario para ese aumento. Eso implicaría sacrificar, alimentación escolar, dispersión de cobertura de maestros, de seguridad. No es el momento. Yo no soy de los que condiciona decisiones. El Presidente es la autoridad máxima. No es una cuestión ideológica. Ese dinero no existe. Nuestra responsabilidad es decir, matemáticamente, que eso es imposible.

Fernando Andrade y Raquel Zelaya sugieren al Presidente renovar su gabinete y que trate de sostener a los tres que han renunciado…

Hasta ahora no hemos tenido señales específicas al respecto. Hay voces y una bancada multilateral que han dicho que sería bueno tener una continuidad, pero el Presidente es el que decide. No está mal hacer una transición ordenada y estamos en espera a que él diga qué quiere hacer con nosotros.

Hasta que no llegue mi reemplazo no puedo salir. El Presidente tiene esa prerrogativa. Vamos a seguir trabajando como si fuéramos a estar para siempre, hasta el último día.

Francisco Rivas, Leticia Teleguario y su renuncia… se dice que estuvo sugerida por la embajada de EE.UU, que estaba tomando distancia del Gobierno…

De ninguna forma. No tuvo nada que ver con nuestra decisión. Todo lo contrario con lo mensajes que hemos recibido nosotros. Ese es un rumor equivocado.

¿Cuál es la relación actual entre los miembros del Gabinete?

Cordial y de buena convivencia, aunque en las últimas semanas había diferencias en cuanto a cómo mejorar la comunicación, ha habido algunas diferencias, pero no ha habido faltas de respeto.

Escuche la entrevista aquí: ▼