Nota de EU89.7
Bruselas llama al diálogo en Cataluña pero rechaza mediar

El domingo, los líderes de los grupos liberal, socialdemócrata y de los Verdes condenaron la violencia en Cataluña

Tras el referéndum independentista en Cataluña, marcado por las cargas de la policía española contra civiles, la Comisión Europea llamó este lunes a todas las partes al “diálogo”, pero rechazó mediar como le pedía Barcelona, rompiendo parcialmente el tabú en Bruselas sobre esta región española.

“Llamamos a todos los actores pertinentes a pasar rápidamente de la confrontación al diálogo”, dijo su portavoz Margaritis Schinas. “La violencia nunca puede ser un instrumento en política”, agregó un día después de la celebración de esta consulta, suspendida por la justicia española.

Ante las recurrentes preguntas de la prensa, Bruselas había descartado pronunciarse hasta el momento, más allá de reiterar su respeto al marco constitucional, a la justicia y al parlamento españoles, y destacar que se “trata de un asunto interno de España”.

Los mandatarios europeos mantenían la misma línea de Bruselas. El titular de la Comisión Europea, Jean-Claude Juncker, aseguró incluso el viernes que la situación en Cataluña no apareció en los debates de los mandatarios del bloque reunidos en Tallin, sin su par español Mariano Rajoy que rechazó viajar a dos días de la votación.

Sin embargo, las imágenes de la actuación de la policía española para intentar impedir la votación, incautándose de las urnas y cargando contra los manifestantes fuera de los colegios electorales, sacó a algunos líderes europeos de su silencio.

El primer ministro belga, Charles Michel, que gobierna en coalición con los nacionalistas flamencos, condenó la violencia y llamó a un “diálogo político”, al igual que su par esloveno Miro Cerar. “El diálogo con la propia gente es indispensable para España”, según el canciller lituano Linas Linkevicius.

– Bruselas rechaza mediación –

“Confiamos en el liderazgo del presidente del gobierno Mariano Rajoy para gestionar este difícil proceso dentro del pleno respeto de la Constitución española y de los derechos fundamentales de los ciudadanos”, urgió el vocero de la Comisión a Madrid.

Bruselas rechazó, no obstante, una eventual mediación, como le pedían las autoridades catalanas. “En el tema de los derechos fundamentales, la UE no puede mirar para otro lado”, reiteró este lunes su presidente, el independentista Carles Puigdemont.

Margaritis Schinas descartó un eventual rol de mediación del ejecutivo comunitario, ya que “la Comisión no tiene ningún papel que desempeñar en este momento”. “Es a las partes implicadas a las que llamamos al diálogo”, agregó.

Para Hendrik Vos, politólogo de la universidad de Gante, esta “reserva” de las instituciones europeas responde a que Mariano Rajoy forma parte de la familia política dominante en la UE, el Partido Popular Europeo (PPE, derecha).

“Él hizo saber que (…) no se necesitaba ninguna mediación, lo que contribuyó a que la UE mirara a otro lado”, si bien “ahora habrá una presión de los países del bloque y algunas personalidades del PPE” para una mediación, agregó este especialista de cuestiones europeas.

La Eurocámara, que suele interpelar a las capitales sobre el respeto de las libertades y de los derechos humanos, podría debatir esta semana la situación de Cataluña, si la propuesta presentada por el grupo ecologista prospera este lunes, al inicio de su sesión plenaria.

El domingo, los líderes de los grupos liberal, socialdemócrata y de los Verdes condenaron la violencia en Cataluña, mientras que su par de la izquierda radical, Gabi Zimmer, urgió también a la UE a “ayudar a calmar la situación y para que la discusión vuelva a un marco político”.

Vos destacó, en este sentido, la experiencia de las instituciones europeas en el terreno de la mediación, como “para lograr el acuerdo nuclear entre Irán y las grandes potencias” en 2015. “Es el momento de utilizar esta experiencia a domicilio”, agregó.

Con información de la agencia: AFP