Nota de EU89.7
“Que nos escuchen”, piden manifestantes en Barcelona indignados por la violencia policial

El rey de España dirigió un discurso a la nación donde hizo un llamado a la unidad.

“Que nos escuchen”, “Europa reacciona”, fueron las consignas que gritaron en las calles de Barcelona los cerca de 700.000 manifestantes que protestaron contra la respuesta policial al referéndum del domingo, una multitud que recibió como un balde de agua fría el discurso del rey de España.

“No se entera de nada” resumió Marta Domenech un enfermera después de escuchar el discurso del rey de España, Felipe VI, que habló 48 horas después del referéndum de autodeterminación, que pese a la prohibición judicial, se celebró en la región.

El rey español pidió al Estado defienda el orden constitucional de “la deslealtad” de los independentistas, pero sin mención al diálogo.

Manifestantes sostienen la bandera catalana durante una huelga general en Cataluña convocada por los sindicatos en Barcelona.

“Es una verdadera vergüenza”, dijo Domingo Gutiérrez, un camionero hijo de andaluces que vio el discurso desde un bar en Barcelona.

“No ha dicho ni una palabra de los heridos. Imagino que para él no existen, no son españoles, las mujeres con la cabeza abierta serían un montaje”, afirmó indignado.

Para Gerard Mur, un periodista desempleado de 25 años, parte de la decepción radica en que en ningún momento mencionó a las víctimas.

“Pensaba que abogaría por el diálogo, que diría que todas las partes se sienten a hablar pero no”, resumió con encono.

‘No soy independentista’

Durante la jornada una multitud de 700.000 personas, según cifras de la policial municipal, protestaron contra la violencia policial el día del referéndum, una manifestación transversal que incluyó a personas de todas las edades y agrupó a independentistas y también a personas contrarias a la secesión.

La jornada del domingo dejó numerosos heridos y 900 personas requirieron atención médica, según el gobierno catalán.

“Es una manifestación de catalanes por la libertad y por la dignidad”, dijo Georgina Asín, una profesora de comunicación de 35 años, que cantó emocionada junto a la multitud el himno catalán frente a la plaza de la Universidad.

Un gran número de catalanes observen la marcha para condenar la violencia empleada por la policía en un referéndum prohibido del fin de semana.

“Es un sentimiento muy fuerte de estar juntos, así, y eso que no soy independentista y mis padres tampoco”, dijo acompañada por su familia, que tradicionalmente vota por el Partido Socialista o por la formación de izquierda Podemos.

“Es impresentable lo que han hecho los policías y guardias civiles, un atropello a la dignidad: agarrar mujeres por los pelos, pegar a unas abuelas, la gente sólo quería votar”, dijo José María Asín, ex ejecutivo de recursos humanos de 62 años que precisa que su protesta “no es contra España sino contra el gobierno de Mariano Rajoy”.

Fuente: EFE