Emisoras Unidas - Las benditas llaves

Radio en línea

EN VIVO

YoSiSideral

Las benditas llaves

La dimensión desconocida de los objetos perdidos. A todos nos ha pasado, y sino ya lo vivirán, extraviar las benditas llaves: De la casa, oficina, carro, casa chiquita, (ay cochinotes). Llevamos prisa, necesitamos algo importante y las llaves no aparecen. Las etapas son: Paso dos:     Paso tres:     Y luego de darle […]

Mi cara luego de una semana de buscar las benditas llaves, jajaja.

La dimensión desconocida de los objetos perdidos.

A todos nos ha pasado, y sino ya lo vivirán, extraviar las benditas llaves: De la casa, oficina, carro, casa chiquita, (ay cochinotes). Llevamos prisa, necesitamos algo importante y las llaves no aparecen.

Las etapas son:

Bajando libros, qué %$#& hiciste con las llaves.

Paso dos:

 

Em____miento.

 

Paso tres:

 

A algunos les da por llorar del estrés causado por el trauma de perder las benditas llaves.

 

Y luego de darle vuelta al “cuarto” (habitación), la sala, cocina, a la casa entera, rematar con el perro, buscar en el carro, llamar a los últimos lugares donde estuviste preguntando si de casualidad “encontraron” una llaves, indagar entre los compañeros de trabajo buscando encontrar una señal que ellos te escondieron las benditas llaves, le preguntas a tu sacro santa madre o esposa por la llaves sabiendo que lo que te contestarán: Ahí donde las dejaste tienen que estar…

 

Mi cara de ¿es en serio?

Agotadas todas las posibilidades y esperanzas que aparezcan esas benditas llaves, te resignas y usas tu ultimo recurso:

 

¡Llamar el cerrajero!

 

Pero en el fondo sabes que las benditas llaves, se están burlando de ti y que por arte de magia aparecerán.

 

Y eso me paso a mi (JJ Barrios) luego de una semana buscando las #$%&?# llaves y cuando la había llamado al cerrajero aparecieron.  Pinche llanta, y al sacar la de repuesto, ahí estaban las benditas llaves.

Si no pincho llanta hubieran pasado un por de meses o años antes de encontrar las benditas llaves.

 

Las llaves tienen vida propia mucha.

Otro día hablamos de esa dimensión desconocida a donde se va el control remoto de la Tele.

 

JJ Barrios

 

 

 

 

Publicidad