Radio en línea

EN VIVO

Internacional

Defensa de Temer dice que acusación apunta a “acabar con la clase política”

Michel Temer, presidente brasileño

Defensa de Temer dice que acusación apunta a "acabar con la clase política"
Defensa de Temer dice que acusación apunta a "acabar con la clase política"

Los defensores del presidente brasileño, Michel Temer, afirmaron hoy ante el pleno de la Cámara baja que las denuncias que pueden llevarle a un juicio son un “intento de acabar con la clase política”, con una “falsa lucha contra la corrupción”.

Los abogados del mandatario intervinieron en una sesión en la que la Cámara de Diputados decidirá si autoriza al Supremo a instaurar un juicio penal contra Temer, quien en ese caso será suspendido de sus funciones durante 180 días y perderá el cargo si es hallado culpable.

El jefe del equipo de abogados de Temer, Eduardo Carnelós, dijo que la denuncia por obstrucción a la justicia y asociación ilícita presentada por la Fiscalía General contra el mandatario es “un claro e innegable intento de criminalizar la política”.

Según Carnelós, Brasil “atraviesa una página muy triste de su historia”, que “se ensombrece más” con “una denuncia que tiene como único objetivo atacar a un presidente honesto”, al que definió como un “brillante constitucionalista” sin “manchas en su vida pública”.

El abogado descalificó los testimonios de los dueños del grupo JBS, en los que se apoya buena parte de la acusación, y recordó que el acuerdo de cooperación que el grupo cárnico firmó con la Justicia fue anulado después que se comprobó que habían mentido u ocultado información.

“Son delincuentes que buscan salvarse de la cárcel con mentiras”, afirmó Carnelós sobre las acusaciones de los dueños de JBS, que dijeron sobornar a Temer y a dos de sus ministros desde casi una década.

El abogado subrayó que la denuncia formulada contra Temer habla de una “organización criminal” que actuaba en la Cámara baja, “con lo que acusa a todo el Legislativo de formar parte de una red de corrupción ficticia” y que “no existe”.

En ese mismo sentido se pronunció el diputado Bonifácio Andrada, instructor de una comisión que hizo un análisis previo del caso y recomendó al pleno que rechace los cargos contra Temer.

“No hay pruebas”, dijo Andrada, quien aludió a que el valor probatorio de los testimonios de JBS ya fue descartado en una primera denuncia contra Temer, rechazada por los diputados en agosto pasado.

Las autoridades del Congreso prevén que la sesión durará entre doce y quince horas, pues tendrán derecho a la palabra decenas de diputados, tanto a favor como en contra de que Temer sea enjuiciado.

La sesión comenzó con un quórum mínimo de 52 diputados, pero para proceder a la votación será necesaria la presencia de por lo menos 342 de los 513 miembros del pleno, que constituyen las dos terceras partes.

Esa mayoría de 342 representa los votos necesarios para autorizar al Supremo a aceptar los cargos contra Temer, quien se libraría del caso si al menos 172 diputados rechazan la denuncia.

Según calcula el Gobierno, Temer tiene el apoyo de entre 250 y 270 diputados, tal como ocurrió con la primera denuncia, rechazada por 263 votos frente a los 227 que reunió la oposición.

Con información de la agencia: EFE