Nota de EU89.7
Los relatos de 8 mil víctimas de abusos sexuales durante su infancia en instituciones de Australia

El revelador informe que está dando la vuelta al mundo.

Los abusos de menores en instituciones públicas y religiosas de Australia son una “tragedia nacional”, dijo hoy la comisión especial que investigó la pederastia en este país en un informe final con más de 400 recomendaciones.

“Decenas de miles de niños fueron abusados sexualmente en las instituciones australianas. Nunca sabremos la cifra, pero cualquiera que sea, supone una tragedia nacional perpetrada durante generaciones dentro de nuestras más respetadas instituciones”, remarca el documento.

El presidente de la comisión, Peter McClellan, entregó el informe de 17 volúmenes al gobernador general de Australia, Peter Cosgrove, que a su vez los presentará al Gobierno.

Entrega del informe.

La comisión investigó durante cinco años la respuesta a la pederastia en organizaciones públicas y religiosas, incluidas las pertenecientes a la Iglesia católica, con entrevistas a más de 8.000 víctimas de abusos cometidos en más de 4.000 centros desde la década de 1920.

Con más de 6.875 experiencias de supuesto abuso sexual, un 0,7 por ciento de los entrevistados tenían entre 0 y 9 años, mientras que un 64,3 por ciento de las víctimas eran hombres y un 93,8 por ciento fueron abusados por un varón, en la mayoría de los casos un adulto.

Entrega del informe.

Más de la mitad de las víctimas dijeron que tenían entre 10 y 14 años de edad cuando fueron abusados sexualmente por primera vez y el promedio del tiempo que padecieron esas agresiones en una institución fue de 2,2 años, mientras que más del 36 por ciento fueron víctimas de varios pederastas.

El cardenal australiano George Pell, responsable de las finanzas del Vaticano, testificó ante la comisión como testigo, antes de ser acusado él mismo de pederastia ante un tribunal australiano en un proceso que sigue abierto.

Cardenal australiano George Pell.

En el informe, la comisión pide que la Conferencia de Obispos de Australia solicite al Vaticano que se enmiende la ley canónica para que el celibato no sea obligatorio, se trate el abuso sexual contra menores como un crimen y que el secreto de confesión no se aplique a los casos de pederastia, entre otras recomendaciones.

Fuente: EFE