Nota de EU89.7
Solórzano Foppa podría volver a postularse como candidato a la SAT, dice el Ministro

Criterios para elegir al nuevo Superintendente: El cumplimiento de metas, la experiencia profesional, la probidad…

En el programa A Primera Hora estuvo como invitado el ministro de Finanzas Julio Héctor Estrada para conversar acerca de las causales de destitución que llevaron a la salida del cargo de Superintendente de Administración Tributaria (SAT), de Juan Francisco Solórzona Foppa.

De acuerdo con el funcionario, el análisis del Directorio de la SAT, terminó por oficializar la destitución de Solórzano Foppa por no haber alcanzado la meta de recaudación de Q57 mil 463 millones en el año 2017.

¿Había alguna manera legal de que el Superintendente se quedara?

La SAT y el Superintendente es la única figura institucional que tiene una meta medible concreta para evaluar su desempeño, y la ley dice que es motivo de remoción si no cumple con la meta.

El artículo 27 de la Ley Orgánica señala que el Superintendente será removido por el Directorio por incumplir el convenio de metas de recaudación tributaria.

¿Hubo discusión en el Directorio para que Solórzano Foppa permaneciera en el cargo?

Lo que vimos es que estamos amarrados por la Ley que nos hace tomar una decisión obligatoria. Fue un análisis estricto y la decisión fue irse por el lado del derecho. Es un diseño institucional hecho para evitar discrecionalidad en cualquier dirección, y la discrecionalidad genera rigideces.

Usted calificó con 8.5 puntos al Superintendente…

Pienso que la evaluación tiene que ser una herramienta más amplia de factores. La SAT tiene esa característica, que fue más rígida con la ley reformada de 2013.

Un análisis técnico de Asíes plantea que hay manera constitucional y legal de haber mantenido a Solórzano Foppa en el cargo

No podíamos incluir cosas que no estaban tomadas en cuenta en el convenio. No podíamos tomar cuentas adicionales.

Que hubiera pasado al Directorio si la decidieron fuera dejar a Solórzano en el puesto

Más que pensar en consecuencias legales, incumplimiento de deberes, por ejemplo, había un tema ético, de responsabilidad institucional.

Como miembro del Directorio usted también es responsable, ¿debería renunciar?

La Ley no lo establece de esa forma, pero yo también asumo responsabilidad. Le he dicho al presidente Jimmy Morales que si me tengo que ir, estoy dispuesto. Sin embargo, el diseño institucional está hecho para que quien tiene esa responsabilidad ejecutiva es el que tiene que cumplir, en este caso el Superintendente.

¿Hay algún obstáculo para recontratar a Solórzano Foppa en la SAT?

No. Lo revisamos por curiosidad hace dos días y no lo hay. Él podría volver a postularse como candidato a la SAT.

¿Hubo alguna repercusión con superintendentes anteriores?

La figura con la rigurosidad en la SAT se dio con la reforma a la ley en 2013. Antes había una meta, un convenio, pero no tenía fundamento. Esa rigurosidad se aplicó por primera vez al ciclo 2014, con Carlos Muñoz. Cuando se le evaluó, no cumplió la meta y se fue.

¿Hubo algún Superintendente que no cumplió y se quedó?

No, desde que esta la reforma tan taxativa.

¿En nuevo Superintendente seguirá la línea de Solórzano Foppa?

La línea del Directorio es la apuesta de crecimiento institucional, la lucha contra el contrabando, el fortalecimiento de la factura electrónica, la revisión en carreteras, el uso más amplio de acceso a información bancaria. Los planes de fiscalización se mantienen con el apoyo de EE.UU., del Fondo Monetario Internacional, del Banco Mundial, del Banco Interamericano de Desarrollo, de la GIZ de Alemania.

¿Cuáles son los criterios para elegir al nuevo Superintendente?

El cumplimiento de metas, la experiencia profesional, la probidad. Debe ser un proceso público abierto para seleccionar a los directores permanentes, con base a su experiencia y capacidad en transformar organización, probidad, experiencia logrando resultados. Que sepa del tema tributario.

Embajador Luis Arreaga se comunicó con Solórzano Foppa… ¿usted se ha comunicado con Arreaga?

Tenemos una comunicación con alguna frecuencia. Yo necesito ver a su equipo técnico pronto. Tenemos programas de EE.UU de apoyo a la SAT, pero también otros temas con el Ministerio de Finanzas con AID o la Oficina del Tesoro, por ejemplo para transmitirle que hay continuidad en los programas.

¿Usted habló con Arreaga?

La última vez que hablé con él fue la semana pasada. Le anticipé que la meta no se había cumplido y que la decisión iba a estar de un pelo, y que lo que teníamos qué ver era la continuidad de los programas, con la gente que tenemos permanentemente.

Solórzano Foppa dijo que hay grupito de grandes contribuyentes que no pagan impuestos, ¿qué opinión le merece?

Se ha hablado de eso como parte de los planes de fiscalización. La estrategia continúa con toda la fuerza. Con herramientas de fiscalización, de acceso a la información bancaria, herramientas de transferencia… eso no depende de una persona, sino de la capacidad de la institución.

¿El Presidente ya le hizo comentarios sobre la salida de Solórzano Foppa…?

Solamente ha mencionado que se ha mantenido distante del tema de SAT. Ha dicho que hay que evitar que la institución se quede como en impasse y que hay que avanzar a una renovación y agilizar la elección de la persona que se haga cargo de la institución.

Escuche nuevamente el programa aquí: ▼