Nota de EU89.7
Falta de educación vial y de controles de tránsito podrían ser la causa de accidentes

La Ley para el Fortalecimiento para la Seguridad y la Educación Vial salió hace dos años, pero no se ha hecho el Reglamento.

La ruta Interamericana ha sido escenario de accidentes que involucran múltiples vehículos, entre ellos del transporte pesado, que han dejando un estado de conmoción entre las víctimas, seguido de un sentimiento de pesar entre la población.

En menos de una semana, dos accidentes protagonizados por el transporte pesado dejaron pensativas a las autoridades respecto de qué medidas tomar para que estos no se repitan.

Las estadísticas son fatales

Según el Departamento de Tránsito de la Municipalidad de Mixco, en 2017 se registraron 62 accidentes viales causados por tráileres o camiones en la ruta Interamericana de esa jurisdicción.

Antes los constantes accidentes del transporte pesado, las interrogantes que flotan en el ambientan son:

  • ¿Se necesitaría cambiar las normas de circulación del transporte pesado? 
  • ¿Existe un índice de porcentaje de vehículos del transporte pesado que se aseguren y qué tipo?
  • ¿Hay seguro de vehículos del transporte pesado contra terceras personas?
  • ¿Cuáles son las autoridades responsables de velar por el transporte pesado en el país?

El programa A Primera Hora invitó a Pablo Morales, presidente de Policía Municipal de Tránsito (PMT) a nivel nacional y gerente de Mixqueña de Tránsito (Emixtra); Alfonso Cordón, presidente del Consejo Nacional de Prevención de Accidentes y Educación Vial (ConPreve); Carlos Sandoval, vocero de la Municipalidad de Guatemala, para conversar al respecto.

PABLO MORALES

Hace varios años que la comuna mixqueña emitió un acuerdo en el que se fijaba en 70 kilómetros por hora la circulación por la ruta Interamericana en el ingreso al área urbana, y no en 90. Hoy el automovilistas entra a Mixco y pasa a Guatemala, y no se siente el cambio. El área metropolitana es una sola zona.

El problema es que los pilotos del transporte pesado deberían pasar a 80 y a 90 kilómetros por hora, según la CC, pero no respetan los límites establecidos. Los vehículos circulan a 120 k/h, mientras el transporte pesado, a más de 100 k/h.

¿Quién revirtió esa disposición?

Creo que fue una asociación de vecinos de Antigua Guatemala, la que presentó en la Corte de Constitucionalidad (CC) un recurso en el cual pedían que se dejara sin efecto el acuerdo municipal. La CC dijo que solo el Ministerio de Comunicaciones podía fijar esos límites.

Nosotros seguimos multando, pero respetando el límite que dejó la CC, en 90 kilómetros por hora.

Hay controles

Las PMT hemos hecho lo que nos corresponde: hacer cumplir la Ley y el Reglamento de Tránsito. Por eso no somos queridos. La Ley de Tránsito data de 1998 y al final tiene muchas lagunas en las cuales no se detallan algunos temas.

La Ley para el Fortalecimiento para la Seguridad y la Educación Vial salió hace dos años, pero no se ha hecho el Reglamento, el cual lo tiene que elaborar el Ministerio de Comunicaciones y debe ser aprobado por el de Gobernación. Sin embargo, ha habido estira y encoge entre ambos ministerio y por eso no lo han hecho.

Los problemas son de fondo

Los cambios que deben hacerse a la Ley no son de forma. Los de fondo que se necesitan para minimizar este problema no se han hecho. Se necesita crear instancias como un ministerio de seguridad vial, de transporte y tránsito que albergue a las instituciones que trabajan en este tema.

Por otra parte, hay que tomar en cuenta que en Guatemala solo hay tres tipos de licencia: Particular, Liviana y Profesional, y que la Profesional es la misma para cualquier tipo de vehículo.

ALFONSO CORDÓN

Como ConPreve, nuestra visión es estructural, porque básicamente es educación vial la que se requiere. Se proponen nuevas leyes y reformas, pero para tener efecto real sobre los accidentes y su reducción, tiene que haber educación vial.

Eso no incluye solo al que maneja, sino a los peatones. El problema es educación. Por aparte, no hay que hacer leyes casuísticamente, no solo porque ocurrió un accidente debemos poner atención al problema.

¿Túmulos o reductores?

Hay quienes hablan de reductores o túmulos, pero en este caso se trata de la ruta Interamericana que es indispensable para el comercio. Pero, insisto, lo que ayuda es la educación y los controles.

No solo es cuestión de aprender la señalización, sino entender la responsabilidad que debe tener el piloto, si maneja mal o toma licor… no es solo el daño para él, sino para las familias involucradas.

No debería ser complicado reformar la ley. Todos lo estamos pidiendo. Nosotros hemos hecho propuestas que siguen durmiendo el sueño de los justos. Debe hacerse un esfuerzo integral, porque no hay una autoridad que defina qué es lo que se tiene que hacer en materia de tránsito.

CARLOS SANDOVAL

Es difícil. Generamos iniciativas y acuerdos para modificar horarios del transporte público y se nos revierten por manifestaciones de grupos que no quieren entender que tenemos una fuerte carga vehicular.

La movilidad del horario debe ser prioridad para quienes se dirigen a sus lugares de trabajo. En otros países se respetan los horarios. Hay horarios que son exclusivos para el transporte pesado, por la noche. La movilidad en la ciudad es más fácil para ellos.

El problema que solo el 7 por ciento de los contenedores que se movilizan por la ciudad se quedan en la ciudad, el resto decide continuar su viaje hacia donde van. De ahí es que vemos cansancio de los pilotos, calentamiento de frenos, deterioro de la maquinaria, porque van apresurados todo el tiempo.

Jornadas especiales

Hay muchos temas en los que podemos aportar. En educación vial visitamos escuelas, tenemos jornadas de pasos y pedales donde se enseñan las señales de tránsito, pero hay muchos guatemaltecos no las respetan aún sabiendo que no están cumpliendo la ley.

Hay muchos automovilistas que no respetan las cebras frente a los semáforos, por ejemplo. Hay que hacer cambios en el Reglamento de Tránsito. Tenemos sanciones severas en el peso y las dimensiones del transporte, pero hacen falta otros controles.

¿Hay problemas entre ministerios?

Lo más importante es darle una respuesta a la ciudadanía, no tirarnos la chibolita. Hay que formar un grupo de trabajo para resolver este problema.

Yo no estoy de acuerdo con los túmulos en el ingreso a la ciudad, aunque a los ciudadanos les beneficiaría si fueran instalados fuera del municipio de Guatemala. Debería de existir una moderación de velocidad aparte para el transporte pesado.

No puede ser que un grupo de pilotos ponga de rodillas a las autoridades y a los empresarios cuando se proponen cambios para que no sigan las pérdidas humanas.

Escuche nuevamente el programa aquí: ▼