Nota de EU89.7
VIDEO: Una abuela se descontrola en su vehículo y mata a un peatón

Este fue el momento del terrible accidente.

Una abuela de 68 años se subió a un pavimento y mató a un peatón, luego de confundir el acelerador con el freno.

Terrible accidente

Sonata Saulytyte, de 44 años, murió cuando Pertpall Sall, de 68 años, perdió el control de su auto en Reino Unido. Sonata había viajado desde Lituania para visitar a su sobrina.

En escenas devastadoras, el Ford Focus negro de Pertpall Sall puede verse corriendo hacia el lado opuesto de la carretera antes de desviarse hacia la acera, golpear a varias personas y estrellarse contra una pared de ladrillos. Otro hombre fue arrojado al costado de un autobús.

Cuando la señora se bajó de su vehículo comentó que se “había quedado sin frenos”. La mujer de 68 años no sabía qué hacer al ver tanto herido.

La víctima Sonata Saulytyte había viajado desde Lituania para visitar a su sobrina cuando la atropellaron. La joven cruzó la calle para encontrar a su tía fatalmente herida.

Otras dos personas resultaron gravemente heridas en el choque.

Sall se sentó con las manos en una posición de oración en el banquillo de los acusados ​​cuando el juez Paul Dugdale entregó su sentencia a un tribunal abarrotado.

El juez Dugdale dijo: “Este no es el tipo de manejo peligroso en el que deliberadamente tomaste la decisión de conducir mal. Es un camino donde cometiste un grave error que tuvo consecuencias trágicas. A veces todos necesitamos recordarnos a nosotros mismos que cuando nos ponemos al volante tenemos una enorme responsabilidad con los demás. Si fallamos en eso, ponemos en peligro las vidas de otros. Nadie saldrá victorioso de este caso. He leído la declaración trágica de la víctima y todo lo que paso hoy no traerá a la tía de alguien. Cualquier sentencia que apruebe será dura para la madre de cinco hijos y abuela de 10 nietos”.

La familia de Sall estaba llorando cuando definieron la sentencia, por el momento se conoce que será de 3 años.

ADVERTENCIA: Las imágenes son fuertes y pueden herir su susceptibilidad.