Radio en línea

EN VIVO

Internacional

Londres pide a Moscú que no obstruya investigación de ataque químico en Siria

El ministro de Exteriores del Reino Unido, Boris Johnson, pidió a Rusia que no obstruya una investigación sobre el presunto ataque con armas químicas

Con información de la agencia de noticias: EFE

El ministro de Exteriores del Reino Unido, Boris Johnson, pidió a Rusia que no obstruya una investigación sobre el presunto ataque con armas químicas en la ciudad siria de Duma, que calificó de “verdaderamente terrible”.

Johnson sostuvo que las informaciones que apuntan a un bombardeo que dejó decenas de muertos y causó entre la población síntomas similares a los que produce el armamento químico deben ser “investigadas con urgencia” y “la comunidad internacional debe dar una respuesta”.

“Los investigadores de la Organización para la Prohibición de Armas Químicas tienen todo nuestro apoyo. Rusia no debe tratar de obstruir una vez más estas pesquisas”, declaró Johnson en un comunicado.

El jefe de la diplomacia británica afirmó que, a pesar de la “promesa” de Rusia en 2013 de asegurarse de que Siria “abandonaba todas sus armas químicas”, el régimen de Bachar al Asad fue “responsable de utilizar gas venenoso en al menos cuatro ataques separados en 2014”.

“Si se confirma que el régimen ha utilizado armas químicas una vez más, sería un nuevo terrible ejemplo de la brutalidad del régimen de Al Asad y su desprecio flagrante tanto por los ciudadanos sirios como por sus obligaciones legales”, agregó Johnson.

El ministro británico recalcó que el Reino Unido condena el uso de armamento químico “por cualquiera, en cualquier sitio”.

“Aquellos responsables del uso de armas químicas han perdido toda integridad moral y deben responder por ello”, afirmó.

Organizaciones no gubernamentales que trabajan en Siria informaron hoy de que los bombardeos en Duma provocaron en la población síntomas de asfixia, pulsaciones cardíacas lentas, quemaduras en la córnea, mientras que algunos afectados echaban espuma por la boca.

“Es verdaderamente terrible pensar que muchas de las víctimas parecen ser familias que trataban de protegerse de los bombardeos en refugios subterráneos”, indicó Johnson.

Con información de la agencia de noticias: EFE

Publicidad