Nota de EU89.7
Síndrome de abstinencia del recién nacido.

El síndrome de abstinencia neonatal o del recién nacido es un conjunto de problemas que ocurren cuando la criatura ha estado expuesto a alcohol y drogas adictivas durante el embarazo, esto porque al feto le llegan las sustancias a través de la placenta, se “acostumbra” a ellas y se convierte en adicto a las mismas. Por …

Continuar leyendo “Síndrome de abstinencia del recién nacido.”

El síndrome de abstinencia neonatal o del recién nacido es un conjunto de problemas que ocurren cuando la criatura ha estado expuesto a alcohol y drogas adictivas durante el embarazo, esto porque al feto le llegan las sustancias a través de la placenta, se “acostumbra” a ellas y se convierte en adicto a las mismas.

Por eso al nacer, cuando ya no recibe del cuerpo materno la droga, el bebé sufre consecuencias diversas de su dependencia, que dependerán de varios factores:

  • El tipo de droga que consume la madre
  • La cantidad de sustancia a la que ha estado expuesto
  • Si es prematuro o no.

Para un bebé con síndrome de abstinencia los síntomas generalmente empiezan entre uno y tres días después del nacimiento; en ocasiones pueden tardar hasta una semana en aparecer.

Esta sintomatología puede abarcar:

  • Manchas de la piel
  • Diarrea
  • Llanto excesivo o chillón
  • Irritabilidad
  • Succión excesiva
  • Fiebre
  • Reflejos hiperactivos
  • Aumento del tono muscular
  • Mala alimentación
  • Respiración rápida
  • Convulsiones y temblores
  • Problemas para dormir
  • Aumento lento de peso
  • Taponamiento de la nariz
  • Estornudos
  • Sudores
  • Vómitos

Además, los efectos de las drogas durante el embarazo pueden durar desde unas semanas hasta sesis meses para el niño, de modo que no estamos hablando de un síndrome que se cura con tratamiento y ya está. De hecho, si el equipo médico confirma que un recién nacido muestra síndrome de abstinencia, actuará de diversas maneras según el caso: puede ser necesario hidratar al bebé, si los síntomas son graves pueden ser necesarios medicamentos como la metadona y/o morfina.

Se recomienda la lactancia materna pero si la madre sigue tomando drogas se acudirá a los bancos de leche siempre que sea posible.

Pero sin duda lo peor es que estos bebés tienen otros efectos graves derivados del consumo de drogas o alcohol por parte de la madre, secuelas que en ocasiones no se curan como pueden ser defectos congénitos, perímetro cefálico pequeño, síndrome de muerte súbita del lactante, problemas del desarrollo y la conducta…

Si conoces a alguna madre adicta, que haya traído al mundo a un bebé con síndrome de abstinencia, comparte su historia!

 

 

Fuente. https://madressolteras.net/madres-adictas-bebes-adictos-que-es-el-sindrome-de-abstinencia-del-recien-nacido/