Radio en línea

EN VIVO

Internacional

Dreamer es asesinado tres semanas después de ser deportado a México

Tras ser deportado llegó a un país desconocido para él.

Un estudiante de secundaria de Iowa, Estados Unidos, que fue deportado a México por las autoridades de inmigración, fue asesinado tres semanas después de regresar a su país de origen.

México era un lugar desconocido para Manuel Antonio Cano Pacheco, de 19 años, ya que sus padres lo llevaron sin documentos a los Estados Unidos, cuando apenas tenía 3 años.

En 2015, calificó para el programa de Acción Diferida para Personas que Llegaron durante su Infancia (DACA, por sus siglas en inglés), la iniciativa para proteger en forma temporal a los inmigrantes indocumentados que fueron traídos cuando eran niños.

Cano Pacheco obtuvo su estatus protegido y, con éste, permiso para trabajar, de acuerdo con Inmigración y Aduanas (ICE).

Pero luego fue declarado culpable por dos cargos menores de drogas, por lo que se anuló su protección del DACA y, en 2017, ICE lo arrestó.

Hace dos meses, ante las altas probabilidades de ser deportado, Cano Pacheco decidió regresar a México, escoltado por agentes de ICE.

En vez de graduarse de preparatoria en Des Moines, Iowa, Cano Pacheco volvió a un país donde casi no conocía a nadie, ni a sus parientes.

En mayo, tres semanas después de llegar a México, Cano Pacheco fue asesinado en el estado de Zacatecas.

Lo degollaron cuando estaba comprando comida con un conocido de su primo, dijeron familiares y amigos al Des Moines Register.

Amigos y familiares de Manuel Cano Pacheco durante un servicio conmemorativo en su honor el 3 de junio.

Shawn Neudauer, un vocero de ICE, reiteró que Cano Pacheco no fue deportado, y que solicitó su salida voluntaria, misma que se le concedió, después de ser declarado culpable de dos delitos menores adicionales en Iowa, incluyendo manejar intoxicado.

Con información de The Washington Post

Publicidad