Nota de EU89.7

Osama Bin Laden quiso atentar contra David Beckham en un Túnez Inglaterra

#EURusia2018 Osama Bin Laden había trazado un plan para atentar contra los jugadores ingleses en Francia 1998.

Inglaterra enfrentará este día a Túnez en el Mundial de Rusia 2018, tal y como lo hizo hace 20 años ante la misma selección, pero en el torneo que se celebraba en Francia 1998, en el cual se pudo haber cometido un acto terrorista.

ESPN reveló que en ese encuentro que Inglaterra ganó 2-0, Osama Bin Laden había trazado un plan para atentar contra los jugadores ingleses en pleno partido.

“El Sheik, el nombre con el que se conocía a Bin Laden, pidió que observáramos los movimientos de David Seaman, Alan Shearer y Glenn Hoodle (el entrenador). Sus atenciones también estaban dirigidas a dos jugadores jóvenes muy bien conocidos: Michael Owen y David Beckham. Nosotros sugerimos que el hombre principal debería conseguir llegar a Seaman y explotar. Esa sería la señal para que los otros hermanos comenzaran con el resto de la operación”, señala el libro del periodista Adam Robinson, ‘Terror en el campo’, partiendo de las notas escritas por Ahmed Zaoui, otro terrorista de Al-Qaeda.

La idea del grupo terrorista era la de infiltrar a tres personas dentro del estadio haciéndose pasar por voluntarios, con sus correspondientes acreditaciones.

En un tramo de 20 segundos, uno de los terroristas debería hacer explotar su chaleco bomba junto al portero, Seaman.

En medio del revuelo, un segundo terrorista arrojaría una bomba al banquillo, donde estuvieron aquel día Beckham, Owen y por supuesto, Hoddle.

Por último, un tercer hombre dispararía a Shearer y después continuaría abriendo fuego a las gradas.

Al mismo tiempo, se llegó a planear un ataque al hotel en el que se alojaba la selección de Estados Unidos.

A Osama Bin Laden le gustaba el fútbol y llegó a asistir a algún partido del Arsenal, hasta que fue vetado en 2001.

“El fracaso de la operación, un ataque al Mundial en Francia”, fue una de las razones por las que los terroristas bombardearon dos embajadas de Estados Unidos en agosto de 1998 en Nairobi, Kenia y Dar-es-Salaam, Tanzania, donde 250 personas murieron y 5500 resultaron heridas.

Con información de ESPN y AS