Emisoras Unidas - Conozca por qué el uso de corbatas obstaculiza la productividad en la oficina

Radio en línea

EN VIVO

Salud

Conozca por qué el uso de corbatas obstaculiza la productividad en la oficina

Conozca los detalles.

Un estudio sugiere que los hombres que usan camisetas en la oficina pueden producir un mejor trabajo.

¿Por qué motivo?

Los lazos son algo así como un atuendo de oficina estándar para hombres, desde centros de llamadas hasta bancos de inversión.

Sin embargo, un nuevo estudio encuentra que el accesorio podría estar obstaculizando el rendimiento laboral al comprimir las venas que son clave para el flujo sanguíneo al cerebro.

El pequeño estudio sobre 30 hombres jóvenes en Alemania encontró una caída estadísticamente significativa en el funcionamiento cerebral entre los hombres que usaban corbatas durante una exploración de MRI, con un flujo de sangre de 7.5 por ciento.

Si bien ese tipo de disminución no desencadenaría síntomas obvios, los expertos advierten que será suficiente para afectar el funcionamiento cognitivo.

Los hallazgos respaldan el uniforme técnico cada vez más popular defendido por la marca Zuckerberg, eliminando los lazos a favor de la vestimenta elástica.

Antes del estudio, publicado en la revista Stringer, otros investigadores habían encontrado evidencia de que una corbata aumenta la presión en los ojos del usuario.

Más sobre el estudio

El estudio fue realizado por investigadores en el hospital universitario Schleswig-Holstein en Alemania, y fue publicado en el diario científico Neuroradiology. Durante la investigación, se estudiaron a 30 hombres saludables y se les instruyó acerca de cómo vestir. La mitad de los participantes fueron obligados a portar una camisa de vestir con corbata en nudo Windsor firme (es decir, apretada). La otra mitad solo llevo una camisa de cuello abierto, sin corbata.

Después, realizaron resonancias magnéticas para analizar los efectos de las corbatas en el cerebro de los participantes. Se encontró que los accesorios aplastan las venas en los cuellos de los participantes, reduciendo el flujo de sangre que llega al cerebro en un 7.5%, y de esta manera también reduciendo la cantidad de oxígeno.

Publicidad