Nota de EU89.7
Cinco etapas de la carrera de Angela Merkel como canciller alemana

Conozca los cinco momentos claves en la carrera de la canciller alemana

Cinco etapas de la carrera de Angela Merkel como canciller alemana

Con información de la agencia de noticias: AFP


Después de 13 años al frente del gobierno alemán, Angela Merkel anunció que se retirará cuando concluya su actual mandato en 2021. Estos son los cinco momentos claves en la carrera de la canciller alemana.

Empieza en Alemania la carrera para la sucesión de Angela Merkel

– Deponer al mentor –

El canciller alemán Helmut Kohl, padre la reunificación del país, la llamaba “la niña”. Tras la caída del muro de Berlín, Kohl incluyó a la joven Merkel en su ejecutivo a principios de los noventa.

Pese a su falta de carisma, ella logró escalar dentro de su partido, la CDU (derecha). Se haría con el liderazgo de esta formación el 10 de abril de 2000, después de deponer a su mentor Kohl, inmerso en un escándalo por el financiamiento ilegal de la CDU.

Merkel sería elegida como canciller el 22 de noviembre de 2005, lo que la convirtió en la primera mujer al frente del gobierno en Alemania.

– Un viraje ecologista a medias –

Tras la catástrofe de la central nuclear de Fukushima (Japón), Merkel, ante la presión de la opinión pública, anunció el cierre de todas las centrales nucleares en Alemania antes de 2022.

Además, fijó el ambicioso objetivo de producir el 80% de la electricidad en Alemania a través de energías renovables en 2050.

No obstante el país, muy dependiente de la producción de las centrales de carbón, incumplirá los objetivos que se había marcado para 2020 respecto a la reducción de las emisiones de dióxido de carbono (CO2).

La voluntad ecologista de Merkel también resultó cuestionada por su actitud protectora hacia los intereses del sector automovilístico alemán.

Berlín apostó por una mejora de la tecnología diésel para reducir las emisiones de CO2, una apuesta muy cuestionada después de los escándalos en los que estuvieron implicados los gigantes de la industria automovilística alemana, como el Dieselgate de Volkswagen.

– Emblema de la austeridad –

Bigote hitleriano, uniforme de las SS… Merkel fue objeto de numerosas caricaturas durante las manifestaciones contra las políticas de austeridad en Grecia entre 2012 y 2015.

La canciller alemana se caracterizó por su intransigencia en la imposición de medidas de austeridad en Grecia a cambio de los planes de rescate.

Frente a las peticiones de los países del sur de Europa de una mayor flexibilidad, Merkel prácticamente no cedió en ninguno de sus postulados respecto a la gestión de la crisis del euro y esto hizo que se ganara el sobrenombre de “Señora del no”.

Le puede interesar también: Angela Merkel espera presionar a Trump en comercio y acuerdo con Irán

– Acogida de refugiados –

En el verano de 2015, ante la llegada de centenares de miles de refugiados en el viejo continente, Merkel abrió las fronteras de Alemania a los solicitantes de asilo. Una decisión que marcaría el tercer y el cuarto mandato de la canciller.

Pese a las críticas internas y de otros gobiernos europeos, Merkel no dejaría de repetir “Wir schaffen das” (“lo conseguiremos”), ante el reto de integrar a decenas de miles de extranjeros.

Sin embargo, su política migratoria favorecería la caída de la popularidad de Merkel y el auge de la formación ultraderechista Alternativa por Alemania (AfD), que en las elecciones generales de 2017 se convertiría en la tercera fuerza del país.

Angela Merkel denuncia la “caza” de migrantes de la extrema derecha

– 2017-2018: ¿el inicio del final? –

A pesar de un resultado históricamente bajo para los conservadores alemanes y una gran subida de la extrema derecha, Merkel se impondría por cuarta vez en los comicios del 24 de septiembre de 2017.

Después de seis meses de unas complejas negociaciones de gobierno, formarían una nueva “gran coalición” con los socialdemócratas y sus aliados bávaros de la CSU (derecha).

Desde la formación del nuevo ejecutivo en marzo de 2018, las crisis no dejan de sucederse. El ministro del Interior, el bávaro Horst Seehofer, exige un endurecimiento de las políticas migratorias para hacer frente a la extrema derecha.

En octubre, los malos resultados de los conservadores alemanes en las elecciones regionales de Baviera y Hesse debilitan aún más a Merkel, que anuncia que en diciembre no se presentará a la presidencia de su partido.

Aunque su sucesión ya está en curso, Merkel espera llegar al final de su mandato, previsto para 2021.

Con información de la agencia de noticias: AFP