Nota de EU89.7

Caravana de migrantes caldea ambiente político en Tijuana con alcalde como protagonista

Las autoridades de los tres órdenes de gobierno, municipal, estatal y federal, “no han actuado con responsabilidad”.

Tijuana, México – La caravana migrante que se encuentra en la ciudad mexicana de Tijuana en espera de pedir asilo político en Estados Unidos ha caldeado el ambiente político, con el alcalde de la metrópoli fronteriza como principal protagonista.

Ante la emergencia por la llegada de los centroamericanos, la actuación y las expresiones del alcalde, quien la noche del jueves declaró una crisis humanitaria por la estadía de los migrantes, han generado un clima de confrontación.

“Resaltamos la irresponsabilidad manifestada por Juan Manuel Gastélum, alcalde de Tijuana, quien a pesar de haber tenido tiempo suficiente para tomar medidas precautorias ante la inminente llegada de la caravana migrante, actuó con pereza, indiferencia y torpeza”, dijo en la Cámara de Diputados de México el legislador René Cruz, del Partido Encuentro Social.

Cruz, cuyo partido forma parte de la coalición encabezada por el Movimiento Regeneración Nacional (Morena) del presidente electo Andrés Manuel López Obrador, recordó que el alcalde decidió cumplir un viaje de seis días a China en lugar de permanecer en la ciudad para “cumplir con su deber”.

Mensajes racistas y xenófobos

La semana anterior Gastélum, del Partido Acción Nacional (PAN), emitió mensajes xenófobos y racistas contra los migrantes y declaró que “Tijuana es una ciudad de migrantes, pero no los queremos de esta manera”.

“Son una bola de vagos y mariguanos”, expresó el funcionario, y remachó sus expresiones con la frase: “Los derechos humanos son para los humanos derechos”.

El legislador señaló que la actuación de Gastélum ante el arribo de los migrantes puso de manifiesto “la falta de criterio del alcalde para atender esta situación” y calificó de “inmaduras” sus declaraciones, con las que “avivó la intolerancia y proyectó una imagen que no representa a la sociedad de Tijuana”.

Las autoridades no evitan la polarización

Consideró que las autoridades de los tres órdenes de gobierno, municipal, estatal y federal, “no han actuado con responsabilidad para evitar la polarización de la sociedad, por lo que exigió a Gastélum, al gobernador Francisco Vega y al presidente de México, Enrique Peña Nieto, “actuar de manera inmediata para evitar la profundización” de las divisiones.

Casi 40 días después de que la primera caravana migrante salió de la ciudad de San Pedro Sula, Honduras, y unos 35 de que entró a México, Gastélum declaró una crisis humanitaria ante la necesidad de recursos para atender a los miles de migrantes que han llegado a la ciudad.

Con información de agencia EFE