Nota de EU89.7
Evita subir de peso a fin de año

El aumento de peso durante esta época es real y le pasa a todo el mundo: está estudiado que, entre mediados de noviembre (cuando ya estamos casi preparando el arbolito) y mediados de enero, las personas ganan en promedio medio kilo que no pueden perder en el resto del año. Súmale varios años (y el aumento de peso que sucede también durante el verano) y tienes una cantidad de kilos por delante.

Cómo evitar subir de peso a fin de año: 5 consejos

Dejando de lado las estadísticas, es posible mantener a raya el aumento de peso que suele venir con las fiestas de fin de año. Con un poco de conciencia, moderación y planificación puedes lograr alimentarte más sano, aunque todo el mundo a tu alrededor parezca estar haciendo lo contrario.

Mantente atenta a los carbohidratos

Nadie dice que te prives de ese pedazo de tarta o de las galletitas navideñas, pero elige cuáles comer y cuáles rechazar. Ponte el objetivo de comer menos carbohidratos de los que usualmente comerías en una fiesta así. Es más, si sabes de antemano lo que se va a servir en la fiesta, mejor. Así, cuando vayas a elegir el postre, ya sabes qué rechazar y qué porción servirte de lo que quieres. No dejes que tus familiares o amigos te convenzan de comer más.

Cuida el alcohol

El gran problema con tomar alcohol es que cuanto más tomas, más quieres, y eso significa más calorías dentro del organismo (el alcohol suele tener un gran contenido calórico, que varía muy poco entre las diferentes bebidas). Algo que también pasa cuando te emborrachas (aunque sea levemente) es que tienes menos criterio para elegir lo que comes. Al otro día, entre dormir mal y tener resaca te dará más hambre y no tomarás las decisiones más nutritivas.

No te saltes comidas

Mucha gente se salta el desayuno o incluso el almuerzo en Navidad, porque piensa que esto les va a ahorrar calorías para la cena. Si te saltas algunas comidas, lo más seguro es que llegarás hambrienta a la hora de la cena y en ese momento comerás mucho más de lo que hubieras comido de haber mantenido porciones moderadas a lo largo de todo el día.

Sigue haciendo ejercicio

Mucha gente solo quiere descansar en las festividades, pero no hay nada malo con seguir haciendo ejercicio durante estos días. No hablamos de salir a correr una maratón el día después de Navidad (aunque no sería una mala idea), sino de hacer lo que puedas de ejercicio: por ejemplo, caminatas. Salir a caminar en familia o con las personas que te acompañen estas navidades puede ser una muy buena manera de conectarte con ellos y evitar los kilos de más.

Pon tu atención en lo que picas

Nuevo, es inevitable que haya snacks (como galletitas navideñas y otros dulces) disponibles para que los tomes cuando quieras. Al comer sin atención no te das cuenta de cuánto llevas comiendo en toda la tarde. Una solución puede ser mantener estos snacks fuera de tu vista, pero hay situaciones que no puedes controlar: cuando estás de visita o en tu lugar de trabajo, por ejemplo.