Nota de EU89.7

Policía detiene en Lima al cuestionado jefe del fútbol peruano Edwin Oviedo

Fue detenido en su hogar en Lima después del amanecer en virtud de una orden judicial de arresto “preliminar” por 10 días.

Policía detiene en Lima al cuestionado jefe del fútbol peruano Edwin Oviedo

Con información de la agencia de noticias: AFP 


La policía peruana detuvo al cuestionado empresario Edwin Oviedo, presidente de la Federación Peruana de Fútbol (FPF), sospechoso de ser miembro de una “red de corrupción” integrada por prominentes jueces, ahora destituidos, y hombres de negocios, informó un fiscal.

Oviedo fue detenido en su hogar en Lima después del amanecer en virtud de una orden judicial de arresto “preliminar” por 10 días.

También le puede interesar: Alan García regresará a la actividad política en Perú tras rechazo de asilo

“Se autorizó la detención de Oviedo preliminar. Hay orden de allanar varios domicilios”, dijo al canal N de televisión el fiscal Jorge Chávez, coordinador de la unidad de crimen organizado, que investiga la red de corrupción en el poder judicial descubierta en julio pasado.

“El mandato judicial es para más de cuatro personas”, añadió en referencia a la orden de arresto.

 

Su detención se produjo mientras otro tribunal se aprestaba a anunciar si lo enviaba a prisión “preventiva” por 24 meses por otro caso, en el que está acusado de haber ordenado los homicidios de dos sindicalistas de una empresa azucarera que él controlaba.

La gestión de Oviedo en la FPF coincidió con el renacimiento de la selección peruana de fútbol que, bajo la conducción del técnico argentino Ricardo Gareca, recuperó su nivel de juego y clasificó al Mundial de Rusia-2018 por primera vez en 36 años.

Embajador del Perú ocupará cargo de Vicepresidente del Cuerpo Diplomático de Guatemala

Varios dirigentes del fútbol peruano habían pedido a Oviedo, de 47 años, que diera “un paso al costado” en la FPF mientras enfrentaba problemas judiciales, pero él se había negado.

Fiscal general de Perú fue interrogado en investigación contra Keiko Fujimori