Nota de EU89.7
Científica lleva a la Antártida la visión de los niños sobre cambio climático

El proyecto que logró despertar el interés de más de mil 200 niños de todo el mundo sobre el cambio climático.

Con información de la agencia internacional de noticias EFE

Con dibujos de pingüinos y corales, la australiana Marji Puotinen celebró en la Antártida el proyecto con el que logró despertar el interés de más de mil 200 niños de todo el mundo sobre el cambio climático.

En el octavo día de travesía, la expedición de 80 líderes científicas del proyecto Homeward Bound llegó para izar banderas en la isla de Hydrurga, ubicada en la entrada del estrecho de Gerlache de la Antártida y que acoge a pingüinos barbijo, cormoranes antárticos y focas de Weddell.

Foto: EFE

Conciencia sobre el cambio climático

“Los niños están realmente preocupados por el cambio climático”, asegura a Efe Puotinen, del Instituto de Ciencia Marina de Australia y quien emocionada abrió en Hydrurga una bandera gigante que ella cosió a mano con los dibujos hechos por más de mil niños, entre los que destacan pingüinos llorando y fábricas contaminando.

“Yo tuve un sueño en el medio de una noche sobre una forma de animar a los niños alrededor del mundo” a conocer el tema, explica Puotinen al señalar su especial preocupación por los ecosistemas marinos.

El experimento 

El proyecto de la científica, geógrafa experta en el uso sostenible de los ecosistemas marinos en el noroeste de Australia, comenzó a andar cuando se preguntó qué tenían en común los pingüinos y los arrecifes de coral.

Su conclusión fue que, aunque las regiones polares heladas donde viven varios tipos de pingüinos (como los emperador y los adelia) son totalmente diferentes de las cálidas aguas tropicales que sostienen los arrecifes de coral, ambos están bajo la amenaza del calentamiento del mar y se necesita una acción urgente para salvarlos.

  • Consecuencias

A su juicio, ya se han podido ver los primeros signos de las consecuencias pues las aguas del océano excesivamente cálidas matan vastas extensiones de arrecifes de coral y el hielo derretido amenaza a los animales polares y eleva el nivel del mar.

Eso y la necesidad de explicarle a sus hijos por qué su trabajo en expediciones de biología marina la mantenía tanto tiempo fuera de casa la llevo a pensar en “un concurso de dibujo para chicos entre 5 y 14 años sobre lo que más amaban de los pingüinos, otras criaturas polares y arrecifes coralinos”, que inicialmente fue pensado para la escuela local.

  • Proyecto

Pero, en menos de dos meses, entre septiembre y octubre pasados, recibieron en el sitio web del concurso, llamado “Kids Care About Climate Change” (“A los niños les importa el cambio climático”), 1.246 inscripciones, algunas en grupo, desde 11 países: Australia, Canadá, Dinamarca, Francia, Alemania, India, Mozambique, Singapur, Sudáfrica, Reino Unido y Estados Unidos.

“Quedé impactada e inspirada después de recibir 1.246 inscripciones de 11 países, de 120 diferentes escuelas, y esto me dijo que a los niños les importa mucho el cambio climático”, confirma a Efe Puotinen, quien considera que la iniciativa ha unido a los pequeños con sus padres y profesores en torno al tema.

Con información de la agencia internacional de noticias EFE