Radio en línea

EN VIVO

Internacional

El primer barco de plástico reciclado viajará de Kenia a la isla de Zanzíbar

El primer barco del mundo hecho sólo de plástico reciclado partirá este jueves desde el puerto keniano de Lamu hacia la isla tanzana de Zanzíbar.

Con información de la agencia internacional de noticias EFE

El primer barco del mundo hecho sólo de plástico reciclado partirá este jueves desde el puerto keniano de Lamu hacia la isla tanzana de Zanzíbar, una singladura de 500 kilómetros para “generar conciencia en las comunidades de la costa de África oriental”.

“Se trata de una respuesta ciudadana, innovadora a inspiradora a uno de los problemas medioambientales más alarmantes de nuestra época”, explicó hoy en Nairobi ante la prensa uno de los cofundadores de la iniciativa, el keniano Dipesh Pabari.

Kenia, que lidera la lucha contra los plásticos de un solo uso en África, prohibió las bolsas de ese material hace cerca de un año y medio, con multas de entre 16.000 y 32.500 euros y penas de hasta dos años de prisión para quienes las fabriquen, importen o usen.

Características del barco

El barco, bautizado por sus creadores como Flipflopi – en referencia a los miles de chanclas que lo componen (“flip-flop”, en inglés), se detendrá en seis puntos de la costa keniana antes de poner rumbo a la isla.

Watamu, Kilifi, Mombasa y Diani son algunos de los ciudades costeras donde el navío, que se presentó a finales del año pasado, se detendrá y se organizarán actividades educativas y talleres para aprender maneras simples de reutilizar este material.

Cantidad de plástico

El Flipflopi, compuesto por unas diez toneladas de plástico recogidas en la playa de Lamu en 2017, ha superado cuatro meses de prueba de navegación en este pueblo costero y cuenta con material de emergencia a bordo

Por otro lado, el barco, que transportará a una tripulación de unas ocho personas, ha logrado las licencias necesarias para partir.

“Tenemos que asegurarnos de que nadie se quede atrás”, destacó la embajadora de Sudáfrica en Kenia, Koleka Anita Mqulwana, que señaló la necesidad de “simplificar el lenguaje para que la gente normal entienda porque debe consumir menos plástico”.

Educación ecológica

La educación es una de las piezas clave de este proyecto, “para empoderar a nuestras comunidades más pobres, especialmente a los jóvenes y a las mujeres”, comentó Mqulwana, quien asistió también a la rueda de prensa.

Según la directora ejecutiva en funciones de ONU Medioambiente, Joyce Msuya, reducir la contaminación por plástico de la costa keniana “puede reducir la pobreza y los costes de salud asociados, además de atraer el turismo y fomentar la actividad económica”.

Este organismo internacional colabora con el viaje del Flipflopi, en el marco de su campaña “Clean Seas” (Limpiar los mares), una aportación que se suma a los cerca de 100.000 dólares gastados ya durante la fabricación del barco y el proceso de investigación.

En la actualidad, ocho millones de toneladas de plástico llegan cada año al mar; hasta que en 2050, el plástico supere en número a los peces, según un estudio del Foro Económico Mundial de Davos (Suiza).

“El barco no deja de ser un símbolo, el objetivo final es continuar nuestra campaña global contra el plástico de un solo uso”, concluyó Pabari.

Con información de la agencia internacional de noticias EFE
Publicidad