Nota de EU89.7
Descubriendo al nadador Erick Gordillo

Erick Oswaldo Gordillo Guzmán plasma su sencillez en cada respuesta ante las inquietudes sobre su nuevo futuro como atleta becado por la Federación Internacional de Natación (FINA),

Sin perder de vista de su madre, Erick Oswaldo Gordillo Guzmán plasma su sencillez en cada respuesta ante las inquietudes sobre su nuevo futuro como atleta becado por la Federación Internacional de Natación (FINA), tras su última aparición ante los medios previo a su partida a Estados Unidos.

El Complejo Deportivo de la CDAG en Santo Tomás de Castilla, en Puerto Barrios, Izabal, acogió desde los cinco años a Erick, quien llegó a la piscina solo con el instinto de aprender a nadar sin pensar que con el tiempo se convertiría en su plataforma de superación.

Desde el vientre de su madre, Erick se aferró a la vida ya que vio la luz tras embarazo de alto riesgo durante ocho meses, según recuerda su propia progenitora, Mara Guzmán. “Siempre fue un niño luchador, desde bebé venció obstáculos y mostró que sería un campeón de la vida”, relata.

“Era un niño muy aplicado en sus estudios, pero también pasaba mucho tiempo en la televisión. Esa preocupación me hizo pensar en que debía aprender un deporte que le diera beneficios y por eso lo llevé al Complejo”, añade su madre.Tras varios intentos fallidos para continuar entrenando, finalmente los entrenadores Julio Solórzano y Tatiana Savchenko (de origen ruso), aceptaron a Erick y comenzaron a moldear su talento.

“Empecé a disciplinarme y tomar un carácter competitivo. No tenía mucha vida social porque entrenaba a diario. En mis descansos siempre estuve con mi familia”, cuenta el nadador de 19 años que ya forma parte del privilegiado grupo de 25 nadadores becados por la FINA en el Spire Institute Academy en Ohio.

A los 12 años Gordillo se mudó a la ciudad capital para integrar el programa de talentos de la Federación nacional, de la mano del entrenador nacional Morgan Sánchez. “Morgan ha sido una pieza fundamental para Erick y cambió nuestras vidas”, aporta Mara.

En el 2011 durante los Juegos de CODICADER, Gordillo dio sus primeras pinceladas de calidad al conquistar cuatro medallas de oro.

Estreno auspicioso en el Ciclo Olímpico

“Estudioso, tímido, pero muy amigo y con el deseo de sobresalir”, así describe Mara Guzmán a su hijo, quien en 2017 saltó al gran escenario del alto rendimiento durante los XI Juegos Centroamericanos de Managua, evento para el cual ya contó con el apoyo sistemático del Comité Olímpico Guatemalteco y la Confederación Deportiva Autónoma de Guatemala.

En la cita multideportiva regional Gordillo dejó su marca al conquistar cuatro medallas de oro, tres de ellas en eventos individuales y con nuevos récords centroamericanos (100 y 200 metros dorso y 400 metros combinado).

Luego en su debut en Juegos Centroamericanos y del Caribe de Barranquilla en 2018, acarició la presea de bronce en la prueba de 400 metros combinado a soló 20 centésimas de diferencia. Y marcó un nuevo récord nacional absoluto con 4:26:09 minutos.

Futuro sin límites

Con marca A de clasificación para los Juegos Panamericanos de Lima 2019 (se realizarán del 26 de julio al 11 de agosto), el atleta que forma parte del programa de retención de talento del COG ya se posiciona como uno de los referentes de la natación masculina junto al olímpico Luis Carlos Martínez.

“Todo se lo debo a mis papas. Desde que vine a la capital vivo solo con mi mamá. Ella ha dejado todo por mí y por eso lucho para agradecerle su apoyo en todo momento”,  subraya Gordillo quien completó el bachillerato en dibujo técnico y en construcción.

En el prestigioso centro de entrenamiento de la FINA, Gordillo compartirá con cuatro nadadores olímpicos y seguirá un exigente plan de preparación rumbo al Campeonato Mundial de Gwangju, Corea del Sur, a celebrarse del 12 al 28 de julio.

“Lucharé por la marca A para los Juegos Olímpicos, siempre ha sido mi sueño desde pequeño”, se anima a decir con ambición.

Gordillo esta decidido a marcar su huella en el deporte y lo deja claro en cada declaración: “Quiero romper la barrera de los atletas que se retiran en el proceso. Anhelo que me reconozcan por dejar siempre en alto a mi país”, sentencia.