Nota de EU89.7
Pedro Sánchez en el ojo del huracán por concesión a separatistas catalanes

El martes se abre en el Tribunal Supremo el histórico juicio contra 12 líderes separatistas.

Pedro Sánchez en el ojo del huracán por concesión a separatistas catalanes

Con información de la agencia de noticias: AFP


El presidente del gobierno español, el socialista Pedro Sánchez, se encontraba este jueves atenazado entre la escalada de insultos de la oposición conservadora y la preocupación dentro de su propio partido, a raíz de una concesión en su diálogo con los independentistas catalanes.

La cuestión catalana ocupa estos días el centro del debate político español, convertido en un auténtico tetris de intereses, presiones y cálculos electorales.

El martes se abre en el Tribunal Supremo el histórico juicio contra 12 líderes separatistas, por su papel en el fracasado intento de secesión de octubre de 2017.

Le puede interesar: Pedro Sánchez llama a la Eurocámara a “proteger” Europa

Coincide con el debate sobre los presupuestos de 2019 en el Parlamento, donde el gobierno de Sánchez es muy minoritario y necesita precisamente el apoyo de los partidos secesionistas catalanes, soliviantados con un juicio que califican de “político” y de “farsa”.

Los independentistas llevan meses presionando en pos de una mediación internacional en el diálogo entre el gobierno central español y el catalán. Una demanda inaceptable para Sánchez, que optó por una concesión alternativa: designar a un relator independiente, encargado de facilitar el diálogo en una futura mesa entre partidos políticos.

Pedro Sánchez: Políticos catalanes tendrán “todas las garantías” en juicio

“Este espacio de diálogo entre representantes de los partidos políticos catalanes no afecta en nada a las instituciones del Estado ni a las relaciones entre el Gobierno y la Generalitat [gobierno catalán], que se siguen desarrollando en el marco legal vigente”, dijo, llamando a la tranquilidad, el ministro español de Exteriores, Josep Borrell.

El gobierno no deja de explicarse, pero la propuesta ha sido aprovechada por los partidos de derecha para lanzarse en tromba contra lo que consideran una “rendición” ante los separatistas que gobiernan Cataluña.

Con información de la agencia de noticias: AFP