Nota de EU89.7

Se aventó un buen baile antes de ser detenido

Seguramente los policías en su actividad diaria deben encontrarse con todo tipo de personas raras, sobre todo, gente violenta que se resiste al arresto; pero en este caso la situación estuvo llena de sabor y baile, pues un tipo al que estaban por detener, decidió ponerse a bailar antes de ir a parar a la …

Continuar leyendo “Se aventó un buen baile antes de ser detenido”

Seguramente los policías en su actividad diaria deben encontrarse con todo tipo de personas raras, sobre todo, gente violenta que se resiste al arresto; pero en este caso la situación estuvo llena de sabor y baile, pues un tipo al que estaban por detener, decidió ponerse a bailar antes de ir a parar a la cárcel.

La policía de Pacoima, California perseguía a un delincuente en una de esas locas carreras a toda velocidad que son tan comunes en Estados Unidos, misma que se estaba televisando por un canal local, lo que mantenía en suspenso a toda la comunidad.

Persecución

Luego de seguirlo, finalmente lograron detener el vehículo en el que viajaba el delincuente al rodearlo con varias patrullas, así que no tuvo más remedio que detenerse. En un primer momento acató al pie de la letra la orden de bajar del auto con las manos en alto, pero de pronto tuvo un ataque de sabor o no sabemos si estaba emocionado por las cámaras y quiso aprovechar por si algún productor o los jueces de un programa de talentos lo estaba viendo, y se puso a bailar.

Obviamente, este hombre no iba en sus 5 sentidos, ya que fue un movimiento arriesgado, pues conocemos que muchos policías en ese país se ponen nerviosos y comienzan a golpear o incluso disparar ante cualquier situación que crean de riesgo para su seguridad, pero para fortuna del bailarín, permanecieron en calma.

Al terminar con su baile, este hombre se mantuvo en calma y dejó que lo detuvieran sin problema, aunque quizá un poco desilusionado porque no hubo aplausos de parte de su público. Una audiencia difícil, sin duda.

Tal vez solo quería liberar el estrés del momento o demostrar que no estaba ebrio y drogado, no lo sabemos, pero se arriesgó a intentarlo y le salió bien. En la cárcel tendrá tiempo para seguir ensayando y quién sabe, tal vez hasta forme su grupo de baile penitenciario y así pueda llegar al éxito. Todo puede suceder.