Nota de EU89.7

El Gobierno de México calificó este lunes de “unilateral” el anuncio de Estados Unidos de cerrar la frontera común, al tiempo que descartó buscar un plan para detener a migrantes.

El Gobierno de México calificó este lunes de “unilateral” el anuncio de Estados Unidos de cerrar la frontera común, al tiempo que descartó buscar un plan para detener a migrantes.

“Son decisiones unilaterales y como ha dicho el presidente (Andrés Manuel López Obrador) ‘peace and love'”, dijo a medios la secretaria de Gobernación (ministra del Interior), Olga Sánchez Cordero.

El pasado viernes, el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, insistió en su amenaza de cerrar su frontera sur y advirtió de que lo podría hacer en esta semana si México no detenía “inmediatamente” toda la inmigración ilegal.

Casa Blanca reitera que cerrará la frontera con México la próxima semana

Las declaraciones de Sánchez Cordero se dieron en consonancia con las hechas por López Obrador en su conferencia de este lunes, en donde dijo que México no se va a confrontar con el Gobierno de Estados Unidos.

“Queremos tener una política de amistad con el Gobierno de Estados Unidos, una relación de buena vecindad y actuar con mucha prudencia, no engancharnos en una confrontación, en un pleito”, apuntó el mandatario.

Sánchez Cordero descartó, además, que se busque un plan para detener migrantes en la frontera sur de su país. “Tenemos que regular (la migración), regular y regular y darle seguridad”, dijo la funcionaria al explicar que México está “muy consciente” de que la migración tiene que cambiar, ser regulada y segura.

Que Triángulo Norte haga la tarea

Consideró que los Gobiernos de Guatemala, Honduras, El Salvador y Belice “tienen que hacer su parte” y señaló que el de López Obrador “no es un Gobierno represivo, ni que quiera de ninguna manera y por ningún motivo militarizar la frontera”.

Anticipó que en los próximos días visitará todas las estancias y puntos migratorios regulares que atienden los flujos de migrantes.

“Las caravanas son una realidad, no son un mito. Han estado entrando constantemente caravanas (…) es la nueva forma de hacer la migración y de unirse para su seguridad, ir caminando a través de todo el camino que recorren hasta llegar a la frontera”, apuntó.

Secretaria de Seguridad de EEUU pide más efectivos en frontera con México

Hace dos días, el Gobierno mexicano informó que en febrero “más de 76.000 migrantes fueron detenidos en Estados Unidos” después de cruzar México y en marzo “serán más de 100.000, muchos de los cuales entraron” al país en caravana.

En Tapachula, en el estado de Chiapas, fronterizo con Guatemala el Instituto Nacional de Migración informó que será en los países de origen de los migrantes donde se entreguen las Tarjetas de Visitantes por Razones Humanitarias.

Señaló en el documento que será en los próximos días cuando el instituto inicie la regularización con la tarjeta priorizando a mujeres, niños y adultos mayores de 65 años.

Desde mediados de octubre de 2018, miles de migrantes, en su mayoría hondureños y salvadoreños, iniciaron un éxodo en grupo para sentirse más seguros durante su paso por México, con el objetivo de llegar a Estados Unidos.

Miles de indocumentados cruzan cada año el territorio mexicano rumbo a Estados Unidos, pero durante la travesía están expuestos a robos, extorsiones, secuestros e incluso asesinatos por parte de bandas criminales, así como a abusos de autoridades corruptas.

*Con información de EFE