Esta campaña será más desabrida que otras elecciones opinan analistas

Hoy el programa A Primera Hora invitó a dos analistas, Claudia Villagrán y Alejandro Palmieri para platicar detalles relacionados con la campaña política actual.

Ambos coinciden en que los votantes podrían elegir a una reina de kermes o a un rey feo como presidente del país, y que el hecho de fijarse en los candidatos a diputados deja entrever el sistema presidencialistas en que se maneja Guatemala.

Villagrán sugiere que en lugar de cancioncitas de campaña debería haber plataformas serias que presentan propuestas; mientras, Palmieri, en época de Semana Santa no deja de pensar en las oferta políticas de supermercado. Ambos coinciden en que está campaña será más desabrida que otras elecciones.

Claudia Villagrán

¿Debería detenerse la campaña durante la Semana Santa?

Debería. Pero me parece que de diferentes maneras, todos los candidatos van a seguir. Habrá muchas campañas en playas, en lugares públicos, en carreteras, y alguna propaganda o presencia de candidatos.

Quien no lo haga se estará replanteando una estrategia para después de Semana Santa.

¿Al guatemalteco no le gusta que invadan su espacio los políticos?

Yo creo que al electorado les cae mal eso. La gente se siente menos agredida hoy con la forma como se hace campaña, que como se hacía hace cuatro años. No está saturada la ciudad. En el área rural tampoco se ven las montañas pintadas ni los postes a los que ya no les caben más rótulos.

Eso abre una oportunidad para que los candidatos se presenten como no lo hacían hace mucho tiempo. Con más acercamiento con la gente y menos campaña de imagen. A la gente no le gustará que interrumpan sus espacios.

Claro, si uno fuera candidato buscaría donde hay aglomeración para hacer esa campaña de tierra. La nueva legislación tendrá muchas cosas que arreglar, pero les ha puesto un reto a los candidatos para que tengan un acercamiento diferente con los votantes.

La gente ve menos a los candidatos a diputados

Por un lado se invisibiliza a aquellos candidatos no adecuados o que pueden presentar algunas dudas. No votar por personas hace que se invisibilicen algunos nombres que tienen alguna tacha y que desaparecen en los listados.

El hecho de que no se discutan las diputaciones a nivel nacional denota cómo nos hemos centrado en que somos un sistema presidencialista. El candidato que juega a todo es el de presidente.

Es diferente en los departamentos. A la gente si les interesa quienes van como diputados, pero no les resuelve nada. Ahí conocen a los candidatos, pero, finalmente, irán por un listado y elegirán a los que nos son los óptimos… con poca capacidad y dudosa procedencia.

¿Hay una campaña de destrucción?

Estamos acostumbrados a destruir con la crítica… muy poco de argumentos. Es más de ataque. Pero ni siquiera eso estamos viendo. Es lamentable, en términos en que la gente se pudiera informar. El debate sería la única forma de hacerlo.

Hay temas, por ejemplo el de los audios recientes… más allá de quiénes son los involucrados, son temas que deben discutirse. Son temas de corrupción que deberían estarse debatiendo.

Esa falta de debate hace parecer como que al final no importa lo que esté pasando en el país.

¿Cuán desabrida está la campaña?

Ocho de diez.

En las elecciones actuales es como que se eligiera una reina de kermes

Seguramente habrá algunos votantes que tomarán decisiones de por quién votar, por ser elegante, bonita o guapo. No es la primera vez. Hay quien vota conn base en esos criterios, pero yo sigo teniendo la esperanza de que lo que ha pasado, de 2015 para acá, cambiará.

Aún con lo desmotivada que podría estar la juventud, ha habido un renacimiento en lo político. Hay interés en formarse, en conocer y tomar decisiones sobre bases más sólidas, que votar por la reina de la kermes, pero coincido en que se votará por reyes feos.

Hay factores que están determinando las diferencias entre candidatos. Algunos ven que los discursos están más orientados por seguridad, contra la corrupción o porque hay beneficios económicos para luchar contra la pobreza.

Eso ya marca una diferencia. Es como que ese candidato tiene la posibilidad de hacer eso. Pero no salimos de los temas de seguridad, pobreza y empleo, pero finalmente son los temas que hacen que la gente tome una decisión.

 ‘Ni corrupto ni ladrón’, ¿qué slogan podría incidir ahora?

Ese slogan cayó en un momento de perlas; era el slogan perfecto para el momento político. Ahora es difícil encontrar un slogan que atraiga. No he visto ninguno que tenga ese impacto, o que los candidatos resuman una propuesta política a partir de un slogan.

Más que cancioncitas políticas, me parece que lo que más se necesitan son partidos políticos. Lo más importante es tener partidos, donde los temas se debatan cada cuatro años y haya debate a nivel de oposición.

Lo que nos hace falta son plataformas políticas serias, que marquen diferencia entre propuestas.

Alejandro Palmieri

¿Cuándo será la verdadera campaña?

Después de Semana Santa viene la recta final. Me parece un error que los partidos estén limitados por la Ley en su actuar… una parte por ley, otra por comodidad.

Los partidos deberían estar vigentes todo el tiempo. La ley que rige el actual proceso, es un error. Es muy cómodo para los candidatos. Sus pocas apariciones públicas son muy moderadas, no permite que se comprometan con los guatemaltecos.

Los partidos hacen sus promesas y el electorado está escuchando lo que prometen, y ese es el compromiso. Un contrato consensual, que surge con solo oír la promesa.

El que sea no llega con ese compromiso público está perdido. El elector necesita del compromiso público, y eso no se está viendo.

Los políticos podrían tener temor de caer en ilegalidades, ¿está de acuerdo?

De acuerdísimo. Ahora, en este momento, no veo más acercamiento. Si opina en medios públicos se es sujeto a sanción. Ese es uno de los problemas terribles, los medios lo dijeron desde hace tiempo. Hay una impugnación de la cámara de medios en la Corte de Constitucionalidad. No solo de la Cámara, sino de las personas que ahora son candidatos.

Puedo entender de dónde nace esa intención, pero de buenas intenciones está empedrado el camino al infierno.

Los votantes no pueden a sus candidatos

Si uno ve las noticias en otros lados. En EE.UU. o México, por ejemplo, los políticos, los parlamentarios, están vigente siempre, y sus opiniones son muestra de hacia dónde piensan legislar. Y los políticos fijan política, fijan postura.

En Guatemala, en los listados va de todo. En época de Semana Santa no puedo dejar de pensar en las oferta políticas de supermercado. Si bien en el interior hay un poco más de escrutinio. En el listado nacional encontramos de todo.

Si recordamos a un diputado de anataño, Jorge Skinner-Klee, él pudo hacer sido no agraciado por su forma de decir las cosas, pero abría el debate para la discusión de temas.

¿Cuán desabrida está la campaña?

Creo que en 7.5

¿Habrá elección de reinas de kermes?

Yo no sé si de reina de la kermes o de rey feo. Pero creo que hasta un rey feo tiene que hacer más promesas o planteamientos que los actuales candidatos.

Debería haber más debate, pero no debemos olvidar que la política es emocional más que racional, y para algunos estratos, es importante el debate y escuchar las propuestas y si éstas son viables.

El votante se encanta por una persona que la apasione, que la mueva. Si es porque es bonita o bonito, o porque habla chilero, pero es pasional.

El político que no comprenda eso va perdido, y por eso, lamentablemente, vemos discursos en esa línea para tratar de atraer más votos. No soy ave de mal agüero, pero es la realidad.

“Ya ni calcomanías hay ahora”

Pareciera que hay una guerra de hashtag. Desde la campaña pasada están siendo más importantes. Más importantes que los medios tradicionales de comunicación. Son hasta… hasta memes que han apelado a lo pasional.

No da tiempo a hacer propuestas. La campaña es muy limitada. Los candidatos serán más eficientes en transmitir lemas: ni corrupto ni ladrón, mano dura, cabeza y corazón. Antes por lo menos se pegaban calcomanías y se oían canciones. Ahora ni eso.

Hay candidatos que antes no se supo que serían candidatos

Un caso es la exfiscal Thelma Aldana, que abiertamente dijo que no iba a ser candidata presidencial y después dijo que sí. Quiero pensar bien, que no es un embuste, que no es un engaño. A veces es difícil planear que es lo que uno va a ser en la vida.

Ella pudo terminar su trabajo en la fiscalía y dedicarse a cosas más enriquecedoras, como atender a su familia.

Decir que no y luego que sí, eso es un embuste. Incluso pudo haber sido una estrategia legal, en vista de que alguien que dijera que iba a ser candidato podría caer en supuestos de la Ley electoral. No lo veo mal. Por supuesto que cada caso es distinto.

Escuche nuevamente el programa aquí: ▼

Manolo Garcia

Share
Published by
Manolo Garcia

Recent Posts

“Janet, cálmate”, el video que se volvió viral

Se escucha la voz del sujeto que le dice: "Janet, cálmate, qué va a decir la gente". A lo que…

29 min ago

Borussia Dortmund sufre pero avanza a los octavos de la Champions

El Dortmund avanzó a los octavos y ahora espera el sorteo para saber el equipo al que enfrentará.

42 min ago

Karla Calvillo deleita de nuevo con su talento y lanza nuevo sencillo

Para cerrar con broche de oro el año, la guatemalteca lanza un nuevo sencillo.

1 hora ago

Video: captan a sacerdote insultando a feligreses

Un sacerdote en aparente estado de ebriedad fue captado en el momento que insultaba a los feligreses.

1 hora ago

México: Una joven muere estrangulada un día después de su compromiso

La Fiscalía de distrito dio inicio a la correspondiente carpeta de investigación.

2 horas ago

Varios muertos, entre ellos un policía, en un tiroteo en supermercado

El tiroteo comenzó poco después del mediodía cuando un policía resultó herido en un hombro por dos hombres en un…

2 horas ago