Nota de EU89.7
Multimillonario pierde a tres de sus cuatro hijos en atentados de Sri Lanka

Su esposa y sus cuatro hijos se encontraban de vacaciones en Sri Lanka, cito la prensa. Tres de ellos perecieron en los ataques.

El hombre considerado como la persona más rica de Dinamarca, Anders Holch Povlsen, sufre la pérdida de tres de sus cuatro hijos en los atentados en Sri Lanka.

“Pedimos que se respete la vida privada de la familia y no haremos otros comentarios”, declaró a Jesper Stubkier, responsable de la comunicación de su compañía al confirmar la noticia.

La identidad y la edad de las víctimas no ha sido comunicada.

Según los medios de prensa daneses, Anders Holch Povlsen, su esposa Anne Holch Povlsen y sus cuatro hijos se encontraban de vacaciones en Sri Lanka.

Anders Holch Povlsen y su esposa, Anne. Foto: TARIQ MIKKEL KHAN / AFP

¿Quién es Holch Povlsen?

Holch Povlsen, es dueño de una firma de moda Bestseller y principal accionista de una marca de venta en internet ASOS.

Una red que se extiende con 2.700 tiendas y presencia en más de 15.000 establecimientos multimarca en Europa, América, Oriente Medio, Australia e India.

Ataques simultáneos

Los tres daneses murieron el domingo cuando se registraron ocho explosiones en varios puntos de Sri Lanka. 

Este lunes, el gobierno acusó al grupo islamista local, el National Thowheeth Jama’ath (NTJ), estar detrás de los atentados suicidas del domingo de Pascua.

El portavoz del gobierno de Sri Lanka, que apuntó a la autoría del grupo islamista no entendía “cómo una pequeña organización en este país puede hacer todo eso”.

La incriminación del NTJ supone un ascenso fulgurante de este grupo extremista poco conocido, cuya principal hazaña hasta ahora era atacar estatuas búdistas.

La policía recibió hace 10 días información de que el grupo planeaba ataques contra iglesias y la embajada de India en Colombo.

Soldados de Sri Lanka observan el interior de la iglesia de San Sebastián, en Katuwapitiya, tras una explosión que causó la muerte de decenas de personas. Imagen que destacó la @AFPphoto el pasado domingo tras los atentados.

Escenas de desolación

El balance oficial de la tragedia se elevó el lunes por la mañana a 290 muertos y 500 heridos.

La cantidad exacta de extranjeros muertos “es difícil de determinar. Unos 37 murieron, de los cuales 11 ya fueron identificados”, indicaron las autoridades.

Indios, portugueses, turcos, británicos y estadounidenses figuran entre las nacionalidades de las víctimas.

Las imágenes muestran la desolación que se sentía en el ambiente tras los ataques.

Al menos dos kamikazes participaron en la serie de explosiones en iglesias y hoteles que dejaron la crifra mortal.

La policía indicó este lunes que había hallado 87 detonadores en una estación de autobuses en Bastian Mawatha de Pettah, un barrio de la capital.

Con información de la agencia AFP y EFE.